Archivo de la etiqueta: Revista-Hola

Hola Nicaragua

1398475_345405532271901_977798242_o

 

No cabe duda que Nicaragua es un cofre de sorpresas.  No terminamos de salir del asombro, cuando en menos que canta un gallo sucede algo que nos vuelve a dejar boquiabiertos.  Es obvio que el tema político se lleva las palmas con las situaciones más inverosímiles del planeta, sin embargo, no tocaré ese tema pues es terreno de los politólogos, que por cierto en este país abundan y también nos dejan atónitos con sus acuciosos y profundos análisis y prospecciones que dejarían sin aliento al propio Montisquieu.  Me voy a referir a las cosas cotidianas que nos llevan al máximo asombro, como por ejemplo el desarrollo del caso ALMORI, que aunque se antoja un deja vú,  bien podría ser un caso para Aunque usted no lo crea de Ripley y que al final nos hace exclamar: “de que los hay, los hay”.   Cuando muchos ciudadanos no han terminado de limpiarse la baba, se aparece el insólito caso de M-Peso, en donde un grupo de vivales se está haciendo multimillonario, no precisamente con el negocio de la propia tarjeta electrónica de pago, sino con las pellizcadas que le dan a los saldos en las tarjetas, en donde a ciegas, los usuarios sueñan con tener un saldo en donde una tajada ya obra en poder de los afortunados intermediarios y si pretenden darle seguimiento on line, les cuesta el equivalente a un pasaje cada vez que consultan.  Hagan un ejercicio de matemáticas básicas y obtendrán cantidades astronómicas.   Y así se pasa la vida en este país, de asombro en asombro, muchas veces con situaciones prefabricadas con el ánimo de tapar una situación que nos dejaría patitiesos.

No obstante, cuando ya creíamos estar más allá del límite del asombro, en esta misma semana la ciudad capital ha visto brotar casi de manera mágica, como los árboles de la vida, la publicidad de una revista muy especial, reforzada la campaña, con anuncios y promociones en un diario local.  Con los ojos desorbitados hemos visto anunciado el lanzamiento de la revista Hola edición Nicaragua.  Tal como diría Condorito:  ¡Reflauta!.

La revista de marras es una publicación española que cae dentro de la categoría que ha sido bautizada como” revistas del corazón”, remoquete que no deja de caer en la más pura gilipollez.  Pues bien, esta revista se especializa en la difusión de las noticias relativas al acontecer de la rancia realeza europea y como ipegüe incluye chismes de la farándula y demás personajes públicos.  A pesar de las duras críticas de parte de un importante sector de la sociedad española que insiste en que los medios de comunicación deben responder a los requerimientos de los tiempos actuales, dicha publicación logra ventas importantes que les permite obtener ingresos millonarios.

Lo único que demuestra calidad en la revista es la publicidad que abunda en sus páginas, pues las principales empresas de productos suntuarios contratan a las mejores agencias publicitarias para anunciarlos, mediante verdaderas joyas de creatividad y diseño.  El resto de la publicación la compone por lo general lo que llaman una “exclusiva” que es un artículo sobre un personaje del “trending” internacional y que por una suma considerable de dinero, ofrece declaraciones que se ha negado proporcionar a otros medios de comunicación y posa para un avezado fotógrafo, ya sea presumiendo su casa, su familia o sus automóviles.   Como muchos exponentes de la realeza o de la farándula viven coyol quebrado coyol comido, estos emolumentos vienen a aliviar sus finanzas y darle un poco de paz a sus acreedores.  Luego viene una innumerable cantidad de reportajes plagados de chismes de esta gente, desde la Duquesa de Alba, mostrando sus miserias en bikini en alguna playa de moda, hasta un “diestro” (vaya nombrecito para un vulgar torero) que hace gala  de sus infidelidades o de la comparecencia de alguna tonadillera en un tribunal que la tiene en la picota por complicidad en el blanqueo de capitales, muchas de estas historias ilustradas con fotografías de paparazzis.   Se realizan ediciones especiales, con un tiraje mayor cuando ocurre una boda o un bautizo real, ni se diga de un funeral, con las fotografías del who is who que se empeña en mostrar su mejor ángulo a las cámaras, con el rostro adaptado a la circunstancia.

Es claro que esta revista y su contenido ofrece un enorme contraste con una España que atraviesa una de sus peores crisis en la historia, en donde dos mil piches pierden su trabajo cada día para arañar un total de 5 millones personas en paro (desempleadas), por otra parte, cada día 220 familias en promedio pierden su casa por no poder pagar la hipoteca.   Cada vez son más españoles a quienes les parece que en estos dorados tiempos, mantener a una monarquía, cara por cierto, que además se caracteriza por ir de escándalo en escándalo, es lo más contradictorio que le puede suceder a esa sociedad.  Aún con todo, Hola tiene un tiraje de 690,000 ejemplares y se vende a un precio de 1.90 euros (US$2.55).  A esto habría que agregarle los ingresos por venta de publicidad.

Ahora bien, la edición de Hola Nicaragua, nos mueve a reflexionar sobre varios aspectos.  En primer lugar, ¿cuáles noticias, sobre cuál realeza va a publicar la revista?  Hay una familia en Nicaragua que afirma con aplomo y con documentos, que tiene sangre azul, pues desciende de la realeza europea.   Lo interesante del caso es que miembros de la misma son precisamente los que se encuentran actualmente en el ojo del huracán en los grandes escándalos que asombran a la ciudadanía.  Será que la revista publicará artículos sobre la versión de estos personajes declarando que son inocentes palomitas, acompañada con fotos de la familia, sus palacetes y mascotas.  De la misma forma, por estos lares no hay “diestros” y no creo que se atreva la publicación a redactar un artículo sobre la vida disipada de “Chico Microbús” torero espontáneo de San Marcos.  Tal vez sea de interés para los lectores ver a los ricos (incluyendo a los nuevos) presumiendo sus haberes, bajo el riesgo que alguien clame que son piñateados.  El riesgo es que en determinado momento el tema caiga en el fenómeno que Don León Núñez calificó como “mercadorientalización”.  En cuanto a la farándula nacional, tal vez sea rescatable y de interés para la revista algún escándalo protagonizado por uno de los divos (as) o será que se atrevan a escribir sobre la conmovedora historia del vestido con el cual Miss Nicaragua ganó el título de mejor traje típico en Moscú.

Aparentemente, los asesores financieros de la revista notificaron a su junta directiva que el poder adquisitivo de los nicaragüenses andaba por encima de toda la Unión Europea, que el valor de la publicación para los connacionales que la adquieran será de US$6.00, es decir casi el triple que el costo en España.  Tal vez esos asesores no se dieron cuenta que el 80.27% de la población, como aseguraría El Firuliche, sobrevive con dos dólares al día.  Por otra parte, sería interesante saber cuáles son los anunciantes locales que se atreverán a pautar en dicha revista.  Aún así, me imagino que los financieros de la revista saben lo que hacen, porque de que son arañas, lo son, pues el lanzamiento nacional de la misma, que cualquiera se imaginaría que conduciría a una importante erogación de parte de esa empresa, en el caso de Nicaragua será financiada por los mismos asistentes al evento.  Se está programando una cena de gala, que para taparle el ojo al  macho será a beneficio de una ONG local y que cuesta la bicoca de cien dólares y que es factible que ya los boletos estén a punto de agotarse, pues los máximos exponentes de la high society, darían eso y más con tal de aparecer en las páginas de Hola, con sus mejores galas y en las poses más llamativas.

Será que esta revista tenga éxito en el país o de pronto un día sin previo aviso desaparezca de los estantes, esto está por verse.  Lo cierto es que en pleno siglo XXI, este tipo de publicaciones, al igual que las monarquías, no tienen cabida.   Tal vez aquí quepan aquellas palabras de John Milton: “No cabe duda que la gente debe de estar loca o extrañamente obcecada para cifrar la principal esperanza de su fidelidad o seguridad común en una sola persona, la cual, en el caso de que sea buena, no puede hacer más que otro hombre, y si es mala tiene poder para hacer más daño que millones de otros hombres”.

13 comentarios

Archivado bajo cultura, Nicaragüense