Todavía alguien llora por mí.

Esta hoja del calendario, la de hoy, es la que más cuesta arrancar.  A diferencia de las otras, que casi caen por su propio peso, sin necesidad de un plan de vuelo, salvo tal vez, el firme propósito de improvisar de la mejor manera, esta hoja requiere una previa y profunda reflexión.

Precisa, al arrancarla, mirar por el retrovisor lo que dejamos en la vía, pues todas las heridas pasadas se juntan y parecieran formar una sola cicatriz; todos los dolores estallan al unísono y reclaman el bálsamo de nuestra conciencia al exonerarnos.

Obliga también, a mirar de frente, como cuando se mira al mar, inmenso respecto al pedazo de costa donde permanecemos, cuando la arena del reloj pareciera escaparse para quedar de nuevo en la playa y desde ahí, replantear el trecho que resta por caminar, consciente de que el oficio de andante es ahora el de funambulista.

El enorme reto, después de arrancarla, es emprender de nuevo la marcha, acopiar fuerzas, pensando tal vez que ante un universo de indiferentes y de unos pocos a quienes tan solo mi nombre les produce un reflujo infernal, hay un contingente lleno de cariño, con un peso específico mayor que el iridio,  y que son quienes de verdad cuentan y que me darán la fuerza para seguir adelante.

Es aquella gente que me quiere, a pesar de todo, familia del alma y amigos sin fronteras, que siempre estarán ahí y que si de pronto el carro de fuego de Elías me arrebata, desde otra dimensión podré comprobar que todavía alguien llora por mí.

12 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

12 Respuestas a “Todavía alguien llora por mí.

  1. Elizabeth Pasquier

    Como siempre, maravillosas reflexiones. Un abrazo desde Atlanta para usted y su hermosa familia, de parte de la nuestra. Que disfrute estos días.

    Me gusta

  2. Muy bella reflexión, la reflexión por sí misma y la belleza con la que está escrita.
    Uno nunca sabe cuántas de esas páginas del calendario del cumpleaños podrá deshojar, pero es seguro que mientras nuestra vida tenga un sentido, mientras tengamos algo para dar a los demás, serán más esas páginas.
    Encuentro que tu vida tiene el sentido, además del familiar, el de deleitarnos con tus letras.
    Recibí un fuerte abrazo con mis mejores deseos para vos, tu familia y tus amigos.

    Me gusta

  3. omartinez12

    Me uno a ese contingente de personas que siempre lo han apreciado. En mi caso, sin conocerlo personalmente, solamente a través de sus escritos, todos con enseñanzas diversas de la vida. Al leer este escrito, creí que era
    un poema. Pero creo que no estaba equivocado! Es un poema!
    Muchas felicidades Orlando! Le deseo con toda sinceridad que esté pasando un buen día, en esta fecha especial de su cumpleaños en union de sus seres queridos. .

    Le gusta a 1 persona

  4. Mario. J Roman

    Muy bonito, profundo y cada quien tiene su sábado. De un chingo a un chorreado..

    Le gusta a 1 persona

  5. Your Fan

    Sr. Ortega:

    Francamente, no voy a pretender que comprendí completamente su última entrada en este blog. ¿De qué se trata? ¿Podría resumir el tema principal ¿Cuál es el propósito de su artículo?

    También encontré el tono muy perturbador. En contraste con sus escritos anteriores, este es oscuro, sombrío, casi morboso, tan diferente a lo que acostumbro esperar de su columna. A diferencia de otros, tan repletos de un joie de vivre contagioso, esta es una meditación melancólica, una confesión íntima, una llamada silenciosa para el perdón y la comprensión.

    ¿Estoy equivocado? ¿He mal leído y malinterpretado su última entrada?

    Como entusiasta seguidor de “Los Hijos de Septiembre”, espero sus comentarios al respecto.

    Gracias, Sr, Ortega.

    Me gusta

    • ortegareyes

      Sr. Nicanor: En los últimos años, para el día de mi cumpleaños, he tomado la costumbre de permitirme una licencia y salirme del tema central del blog. Cuando uno llega a cierta edad, es natural que cada cumpleaños, en lugar de ser aquel motivo de inmensa alegría de la niñez, adolescencia e incluso juventud, obliga a realizar ciertas reflexiones. En los últimos años he perdido a gente muy cercana, coetáneos todos, de tal manera que se me hace un tanto de mal gusto, vanagloriarme en esta fecha de haberlos sobrevivido. Con la entrada quise ser serio, grave, tal vez, acorde a la ocasión, sin embargo, no fue mi intención que el escrito fuera, oscuro, sombrío ni mucho menos morboso. Tal vez, melancólico, íntimo, pero sin asomo de pedir perdón o comprensión, más bien, como lo dije, sentir el alivio de la exoneración de mi propia conciencia. Lo que sí quise expresar, es agradecimiento a todos aquellos que se apartan de la indiferencia o del grupúsculo que me honra con su odio y que con sus diferentes matices de cariño, me ayudan a seguir adelante. El título y remate de la entrada es un claro, aunque jocoso, homenaje a don Sergio Ramírez. Así pues, agradezco la benevolencia de mis lectores ante esta licencia y “fear not”, estoy presto a recuperar el joi de vivre y volver a mis andadas. Un cordial saludo. Orlando

      Le gusta a 1 persona

  6. Alejandro Cotto

    Estimado Orlando Ortega, muy acertado su escrito sobre el fin de un ciclo terrestre y los retos que presenta el encaro al que comienza; no todo el mundo nos ama a como somos, pero una cosa es cierta, de alguna forma dejamos nuestra huella en el mundo que vivimos y quienes fueron tocados por nuestras acciones nos recordarán con mas de alguna lágrima. Deseándole unas placenteras fiestas navideñas y de año nuevo, y que el 2018 mantenga su pluma siempre firme y creativa.
    A. Cotto.

    Le gusta a 1 persona

  7. Marcos S. B.

    Apreciable Orlando
    Este artículo con el que ahora en estas fechas nos sorprende una vez más, me parece por demás acertado y coincido con el amigo que le pareció un poema, sí que lo es. Es acertado por qué siempre al fin del año me imagino que todos o por lo menos una mayoría, hacemos un corte de caja y realizamos un balance de los últimos 12 meses, en cuanto a que hicimos o dejamos de realizar y al final me imagino que si alguien llora por uno, nuestra vida no fue vacía y se logró el infinito deseo de trascender a travez del recuerdo de alguien por las buenas acciones o palabras escritos en un papel que se llevo el viento como las hojas en el otoño.
    Reciba un abrazo y los buenos deseos de Navidad y año nuevo de una familia que como usted es Nicamex o Mexinic.

    Le gusta a 1 persona

  8. Don Orlando,
    Muy emotiva forma de reflexionar, bastante realista y con trazos de ecuanimidad. Veamos este nuevo año con cuantas anecdotas nos deleitaras. Que tu teclado no se aletargue y que los temas sigan siendo a como todo lo que sale de tu cantera inagotable: Excelente!!! Feliz año, mucha salud y bienestar. Gracias por tu blog.

    Me gusta

  9. Marco Antonio

    Me gusto la reflexión y la forma muy original con que está escrita. En lo personal creo la vida solo es una y que hay que vivir a plenitud, gracias por deleitarnos con sus reflexiones y anécdotas.
    Reciba un fuerte abrazo con mis mejores deseos para usted y familia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s