Los súper abuelos

Don Emilio y Doña Estercita Ortega

El pasado 13 de febrero la Asamblea Nacional mediante un decreto de ley declaró el día del abuelo y la abuela, celebración que se realizará cada 26 de julio.  Los considerandos del dicho decreto fueron que es necesario reconocer la contribución de los abuelos y las abuelas en la formación, desarrollo y educación de la familia.  De esta manera, en dicha fecha, cada año, se celebrará en centros de enseñanza, comunidades y familias, actos de homenaje y reconocimiento que propicien el reforzamiento de los valores de la familia, contribuyendo a la educación y formación de sus nietos y nietas.

Para muchos ingenuos fue un acto casi heroico de parte de los parlamentarios y les pareció que están respondiendo a la exagerada proporción del presupuesto nacional que con extraordinario apetito absorben.    Desde mi particular punto de vista, este decreto equivale a que el Presidente de la Asamblea Nacional grite a todo pulmón  ante el pleno de ese órgano: -¡Muera el cáncer! y el resto de asambleístas le respondan a coro: -¡Que muera!  Obviamente, con esa contundente acción, la tasa de incidencia de esa terrible enfermedad no bajará ni una centésima de punto.  Hace falta, indudablemente que se destinen dentro del presupuesto nacional, más recursos para la investigación, comunicación y tratamiento de ese mal.  En otras palabras,  hechos, no palabras.   De la misma manera, los abuelos y abuelas merecen mucho más que la declaratoria de un día en su honor.

En los últimos cincuenta años, el papel de los abuelos ha variado en forma significativa, pues han pasado de un papel un tanto marginal de cuido eventual y trasmisión de cultura a través de cuentos y leyendas, a un papel más comprometido dentro del desarrollo de las familias.  Las condiciones económicas del mundo actual han demandado un esfuerzo mucho mayor de parte de las jóvenes parejas que deciden formar una familia, especialmente en términos financieros, lo que ha motivado a que en una gran proporción, estas han debido permanecer en los hogares de los padres de uno los cónyuges o bien si tienen la gran suerte de poder sufragar los gastos de un hogar propio, la ayuda en diferentes sentidos de parte de los abuelos se ha ido incrementando cada vez más.

De esta forma, cada vez es mayor el número de abuelos que tienen que prolongar su jubilación por mucho más tiempo del establecido, con el propósito de continuar generando una mayor proporción de ingresos en sus hogares, mientras sus hijos logran consolidar una posición económica que les permita emanciparse totalmente.  Así pues el papel del abuelo demanda un compromiso serio que debe asumir a veces en forma un tanto pasiva, pues tiene que respetar las decisiones en cuanto al tema familiar realicen sus hijos y apechugar cuando del cielo le caen nuevas y más pesadas responsabilidades.

Cuando los abuelos todavía son trabajadores activos, además de las funciones que deben desarrollar en sus trabajos, les corresponden otras respecto al cuido de sus nietos, muchas veces llevarlos y traerlos del colegio, ayudarles en sus tareas, investigar en internet a fin de responder a cada una de sus inquietudes de manera eficiente, etc.  Cuando los abuelos ya están retirados, la carga puede ser mayor, pues les corresponde además bañarlos, vestirlos y alistarlos para el colegio, además de las tareas propias del hogar.  Todo este esfuerzo demanda una gran cantidad de energía, pero además, de sabiduría, pues es necesario mantener un balance de autoridades de manera que los nietos no sufran o se aprovechen de cualquier desequilibrio en la correlación de fuerzas familiar.

Existen muchos casos en que los abuelos, por su edad y por sus condiciones económicas no pueden cumplir con el papel que hoy se les demanda, entonces su vida se llena de frustraciones y desencantos.

En nuestro caso particular, el papel de abuelos que nos correspondió se ha extendido, al haberle prometido a nuestro hijo, antes de fallecer, que cuidaríamos a sus hijas hasta que nuestras fuerzas nos lo permitieran y por lo tanto, con el mayor amor del mundo, hemos asumido esa responsabilidad, tratando de cumplir muy gustosos con el papel que nos corresponde como abuelos, pero supliendo, en lo más que se puede, con el papel paterno que ha faltado.   Para ser sinceros, no necesitamos de un día especial en el año, tan solo con ver crecer a esas niñas y observar que la semilla que lanzamos está cayendo en tierra fértil en sus corazones, es suficiente y estamos seguros que con el tiempo, cuando no estemos en este mundo, ellas reconocerán en su justa medida el papel que jugaron sus abuelos en sus vidas.  Por nuestra parte, podremos decirle a nuestro hijo cuando lo encontremos en otra dimensión: Misión cumplida.

Así pues, queridos lectores, ¿no creen ustedes que ese decreto es una soberana tomadura de pelo de parte de los padres de la Patria?  Lo justo hubiese sido que en reconocimiento a todos los abuelos se hubiera destinado más fondos para proteger su salud, para garantizar su recreación, para ayudar a tanto anciano desamparado.  Para iniciar, todos los legisladores sin excepción hubieran hecho un fondo con todo el dinero que anualmente les asignan para gastarlo en forma discrecional, para empezar a construir en todo el país, albergues y comedores para abuelos sin recursos.

Para acabarla de rematar, los illuminati escogieron un día que refleja claramente su desprecio al carácter laico que debe privar en el Estado, pues se trata de un día en que una iglesia en particular celebra a dos figuras más míticas que reales.  Tal vez, lo más sensato, en caso en que no tuvieran  otra alternativa más que efectuar el decreto, hubiera sido dejar la celebración para determinado domingo en el año y así, la familia unida celebrara a esos personajes que parecieran salir de un comic de Marvel:  Los súper abuelos.

9 comentarios

Archivado bajo cultura, Familia, Nicaragüense

9 Respuestas a “Los súper abuelos

  1. Rosario

    Bueno, NO puedo ser tan Dura con el dia que la Asamblea decreto para los Abuelos, pues es tan rico ser abuelos, con o sin Responsabilidad, pero un abuelo o abuela siempre. Sera eso, un abuelo. Me parace que si, los Abuelos merecen un dia, indistintamente si esta el cancer o no. Creo que cada uno de de nosotros lo vera de manera diferente! Abrazos y saludos.

  2. Marcos Sandoval Brenes

    Apreciable Orlando
    Pienso que si es correcta tu opinión con relación a que los abuelos tengan un día o dejen de tenerlo, si realmente tuvieran la intención de reconocer la labor y sobre todo contribuir a que las nuevas generaciones entiendan que a esa edad ya diste toda tu vida productiva al lugar donde radicas que casi siempre es el lugar donde naciste, habrían reconocimientos a ese hecho, por ejemplo descuento en pasajes incluido por avión, medicamentos, pago de servicios, casa del adulto mayor donde pueden hacer ejercicio y tomar clases de terapia ocupacional, campañas de salud, etc
    Sólo la sociedad que reconoce y se ocupa de los adultos de experiencia acumulada le grita a la juventud que su seguro en el futuro esta asegurado y no dándole un día para que los otros 364 los pase en el olvido. Lo importante son las acciones y no las intenciones
    Un abrazo a la distancia Orlando
    Marcos Sandoval B.

  3. Ramon Mejia Campos

    Más que un día, que suena a populismo cruzado con politiqueria baratieri, se deben destinar en firme y legislativamente recursos economicos para que los abuelos (a) más desfavorecidos vivan bonito como dice el slogan gubernamental todos los días del año y lo que les quede por su paso en esta tierra, un día de celebración sin pan, techo y verdadero acceso a servicios de salud no es de celebrar sino de llorar y a esa edad, por favor

  4. Yo pensaba que los días del padre y de la madre bastaban para agradecer -quien sea agradecido- de manera especial las funciones padre-madre que muchas veces les corresponde cumplir a los abuelos. De manera especial porque todo el tiempo debe privar ese agradecimiento. La mayoría de padres o madres que se van a trabajar a otro país deja a sus hijos con abuelos y pasan -en muchos casos-varios años sin volver. Decía “quien sea agradecido” porque lamentablemente he visto mucho irrespeto de parte de nietos. Ojalá me equivoque, pienso que ese día más bien sea de frustración para muchos abuelos y abuelas.

    Saludos,Orlando

  5. Luis Villavicencio

    Realmente solo el dia de la madre se celebra!!! Los demas son cosmeticos uno que otro hijo lo celebra…..estos dias los que aprovechan son los comerciantes……Saludes Maestro.

  6. AZA CHAVEZ

    Por primera vez, no disfruto del escrito de Ortega Reyes, por lo lleno de amargura que reflejan sus líneas. Tampoco acepto que diga que los abuelos “no necesitamos” un día del abuelo. Yo soy abuelo y a mi no me ha pedido mi opinión. No lo veo ni populista (ni siquiera desarrollan a nivel conceptual el término) ni “baratieri”. Pero no disfrutar del escrito, no significa que no esté de acuerdo en que se necesita dotar al adulto mayor (como eufemísticamente se les llama a los viejos) de recursos para llevar una vejez con dignidad. Ser abuelo es amar a los nietos no más que a los hijos, sino de manera diferente.

    • ortegareyes

      Agradezco a todos por sus comentarios al post. Obviamente, algunas de mis exposiciones no son del agrado de todos, sin embargo, es bueno saber que existe un consenso en que el papel de los abuelos es ahora más relevante que nunca y por otra parte, que es necesario proporcionar a estos adultos mayores la protección y el aseguramiento de una vejez digna y que es deber del Estado proporcionarla. Sobre la actuación de los legisladores, pues cada quien tendrá su opinión, favorable o desfavorable. Deseo aclarar al amigo Chávez que cuando me refería a “nosotros” hablaba de mi esposa y yo, en nuestro papel particular de abuelos. Tampoco yo estoy de acuerdo que mi escrito esté lleno de amargura, tal vez un poco de decepción, pero otra vez caemos en que nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con que se mira. Saludos cordiales a todos.

  7. Don Orlando, realmente tal declaración del dia del abuelo no se, me dio tremendamente igual, y mire usted que casualidad, usted se opone incluso al hecho de elegir la fecha, en los calendarios catolicos es dia aparece como el dia del abuelo desde ya hace algunos años, es decir, no es para celebrarse, si no para ver en la figura de Joaquin y Ana, para usted unas figuras miticas, los ejemplos mas que todo de fe y perseverencia que por tradición, tienen los abuelos, y no solo me refiero a la población catolico, por lo general las personas de mayor edad son las mas creyentes y practican su fe en las familias con mayor beatitud.
    Mi mamá es abuelo, pero ahora esta haciendo el papel de madre de los cuatro hijos de mi hermana que viajo a Estados Unidos, la veo a sus casi 70 años delante de otra casa, pendiende de todo, es una super mujer y para mi sinceramente y lo digo sin intencion de pavonearme, para mi todos los dias la abrazo y le digo lo mucho que la quiero y la admiro, trato de darle en mis muestras de cariño un oasis de paz en el mar de frustraciones o desepciones que le han tocado vivir como mujer.
    Realmente esto que hizo la asamblea, bua, no significo nada para mí, asi como ya no significada nada la sicodelia parafernalia. Me hice apolitico desde que la politica no ve lo que no le conviene, me decia un amigo que tambie era necesario que me hiciera ateo pues tambien Dios no ve lo que no le conviene, pero la idea que yo tengo de Dios no es de ese hacedor de milagros que soluciona todas nuestros problemes, lo veo como “algo” onisciente que me ayuda a encontrar las respuestas a mis problemas y me deja la libertad de decidir, es mas democratico, no cree?? que para creer en Dios no necesito de una religión..??? puede decer y Dios me enfrento a esa decisión también,y aca sigo, Catolico y apolitico.

    • ortegareyes

      Gracias Aldo por el comentario. Mi punto era que en el carácter laico del Estado, independiente de la fe de cada quien, los poderes del mismo deben de respetar ese carácter de manera cabal. Para mantenerse fieles a esos principios, si ya no tenían otra alternativa más que declarar el día del abuelo, lo hubiesen realizado un determinado domingo del año y asunto concluido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s