4.- Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

 

Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo, demuestra que la educación ha comenzado.

Epicteto

Nicaragua está sumida en una vergonzosa pobreza debido básicamente a que su idiosincrasia no le ha permitido contar de manera sostenida con gobiernos que se dediquen simplemente a cumplir su misión de manera honesta y responsable. Juegan tal vez un papel coadyuvante en esta situación los aspectos geográficos que la hacen propensa a los desastres naturales, al igual que la falta de petróleo que potencia su dependencia del exterior.

El problema serio es que cada vez se hace más grande la brecha entre Nicaragua y los países desarrollados y peor aún, los países de la región, en un mundo que nos empuja a competir con todos, sin restricciones y sin consideración a la situación particular de cada quien.  Esto nos obliga a detener un tren que marcha en sentido contrario y hacerlo que vaya en el sentido correcto y a una velocidad que si bien es cierto no alcanzará a los otros, por lo menos disminuya la distancia.

Para lograr lo anterior existen dos alternativas.  Una milagrosa y una realista.  La primera alternativa sería que pudiese manipularse el ADN de los nicaragüenses de tal manera que pudiese eliminarse esa clara propensión a corromperse ante la mínima dosis de poder.  Esta es la alternativa realista.

La alternativa milagrosa es que pudiésemos contar con un nicaragüense nuevo a través de la educación.  Digo milagrosa porque habría que iniciar prácticamente de cero, pues actualmente la educación está, literalmente, por el suelo.  No todos los nicaragüenses tienen acceso a ella y más de la mitad de ellos es por razones estrictamente económicas, pues no tienen recursos ni para desayunar antes de ir a clases, menos para comprar zapatos, cuadernos y lápices.  Los afortunados que gozan de este privilegio reciben, en su gran mayoría, una educación con una calidad precaria.  La universalización de la primaria es una meta que nunca se cumplió, aunque ahora crean que por decreto se puede lograr.  La política educativa que se está ejecutando no tiene ni pies ni cabeza.  La mayoría de los docentes no tienen incentivos para realizar su labor con entrega, una gran proporción es empírica y un número considerable no domina las materias que imparten. Se han invertido considerables sumas de dinero, distraídas de la inversión en educación básica, para la alfabetización, labor encomiable pero lamentablemente infructuosa pues los alfabetizados no pueden distraer C$7.00 de su presupuesto diario de C$22.00 para comprar un periódico que es la única lectura a su alcance pues la biblioteca más próxima está a más de 300 kilómetros de ellos. Los profesionales que están egresando de las universidades, en una buena proporción de “garaje”, no parecen tener la capacidad de participar en la economía competitiva que demandan estos tiempos.

Mientras en muchos países se están preocupando por elevar el número de días lectivos al año, en Corea son 220 y el promedio mundial trata de superar los 200 días, en Nicaragua a duras penas alcanzan a completar 176 días, lejanos a los 193 que en el papel se consignan en el calendario escolar.   De la misma manera, en muchos países están regresando al tiempo completo, mañana y tarde y otros más ambiciosos tienen niños y jóvenes estudiando cerca de 10 horas diarias, sin embargo, en Nicaragua, con suerte se alcanza un promedio de 3 horas y media al día.

La práctica regular de aplicara evaluaciones estandarizadas en la mayoría de los sistemas educativos del mundo, en este país está vetada y el único indicador medio objetivo, es el examen de admisión que se realiza en algunas universidades, con resultados desastrosos.   No obstante, las universidades que no tienen examen de admisión, privadas desde luego, tienen la política de no reprobar a ningún estudiante que esté al día con sus aranceles o haya realizado un arreglo de pago.  ¿Dejaría usted que un médico egresado de una de esas universidades siquiera le interpretara un examen general de orina?  Por otra parte, esta promoción perversa que se ha dado con la educación universitaria ha anulado la educación técnica tan importante para un país como el nuestro.

Así pues, la educación que necesitamos urgentemente es una utopía, aunque como afirma Jacques Delors, es una utopía necesaria para poder caminar hacia la paz, la libertada y la justicia social. Se necesita una educación que pueda provocar un cambio radical en dos vertientes. La primera en capacidades, con el fin de que los nicaragüenses tengan la opción de competir en la economía mundial de manera digna y no convertirse en un simple proveedor de mano de obra barata para maquila o para la emigración.  La segunda es en actitudes, con el fin de arraigar en los ciudadanos desde la infancia, los valores indispensables para lograr una democracia que luche de manera efectiva por salir de la pobreza.

El problema serio es ¿quién va a promover esta educación? Cabría en la mente de algún gobierno la reflexión de conseguir una educación que produzca ciudadanos que no tenga la incapacidad ni los vicios que ellos tienen.  Escuché en una entrevista al escritor y periodista Andrés Oppenheimer decir que la educación es demasiado importante para dejarla en manos del gobierno y tal vez aquí esté la clave.  Sería factible empoderar a un Consejo Nacional para la Educación, compuesto de gente pensante, ajena a la politiquería y convencida de la necesidad de este cambio para que diseñe una política educativa coherente y que asegure el cambio que se pretende y que trascienda al período de un gobierno para que tenga continuidad.

La frase “La educación es tarea de todos”, debe de empezar a tener sentido, pasar de ser un eslogan a un compromiso.  El gobierno debe de invertir lo que sea necesario para este cambio en la educación, el diez o el doce por ciento del PIB si se requiere y no simplemente tratar de tomarle el pelo a los ciudadanos con vaciladas en los cálculos, para inflar la cifra y lo más importante, invertir esos recursos de manera eficiente y honesta.  La iniciativa privada deberá dejar de poner paños tibios a su conciencia y a la opinión pública y empezar a invertir seriamente en la educación, para contar con personal calificado en el futuro y la población en general deberá internalizar el significado de la educación y aprovechar el acceso a este servicio.

De esta manera, cualquier gobierno que no tenga como fundamento esencial de su plataforma a una reforma educativa a fondo que produzca un verdadero cambio, sabemos de antemano que estará apostando a la continuación de la pobreza.

¿Podrá o querrá alguien echarse ese trompo a la uña?, aquí cada quien hará sus predicciones.  Yo tal vez guardaría un poco de optimismo y diría como el gran poeta Antonio Machado:

…olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

 

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo cultura, Nicaragüense

10 Respuestas a “4.- Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

  1. Estimado Orlando,

    Primero hay que tener fe y no darse por vencido. Aquí en EEUU se desperdicia dinero y recursos de manera que dan ganas de llorar. Así que la solución no está en meterle dólares a nada.

    Las reglas del juego han cambiado con la invención del ordenador y la red mundial. Un gobierno que no invierta en mejora la infraestructuras, de caminos pavimentados con adoquines o avenidas virtuales para comunicación, es simplemente un gobierno que no vale la pena apoyar porque sólo va a servir para perpetuar el status quo pobre.

    El que se interese a ayudar y resolver el problema tendrá que ser generoso y compartir sus recurzos con otros. Si no hay bibliotecas, hay que producir una red de computadoras públicas para uso gratis. !Que se usen 24 horas al día! El que pueda pagar que las use durante el día. El pebro pero ambicioso de manera positiva que pase allí sus noches leyendo y estudiando gratis.

    Al final lo que puede convencer a muchos es cuando nos demos cuenta que estamos más unidos de lo que nos damos cuenta. Cuando alguien sufre o no se desarrolla totalmente, todos sufrimos. El problema es que la pérdida no es obvia. Pero que no la veamos como no vemos el aire que respiramos no significa que no existe.

    Do se dé por vencido. Lo que ha escrito tiene más influencia de lo que usted cree. Por favor no pare y continue. Un abrazo fuerte desde Los Angeles,

    Manolo

    Me gusta


  2. Apabullante realidad…

    Saludos.

    Me gusta

  3. Cada quien tiene lo que quiere y elige (perdón por la rebuznancia), es triste la realidad nic,

    Me gusta

  4. Tenés los requerimientos para emprender esa tarea

    Me gusta

  5. Orlando Morales

    Orlando lo que proponés no es una reforma educativa, es una revolución educativa, es decir, hay que agarrar el sistema educativo actual tirarlo a la basura y construir uno nuevo. Esto es extraordinariamente dificil en las condiciones actuales. El solo plantearse una redistribución de los recursos económicos que se destinan al rubro educativo (por ejemplo darle una mayor cantidad de recursos a la educación básica, media y técnica) implicaría afectar intereses de grupos de poder que viven de esa irracional distribución. En la educación superior , el asunto de una acreditación de las universidades bajo estándares de calidad, como garantía de producción de buenos profesionales, entra en contradicción con grupos de poder que tienen privilegios económicos producto de esa locura de educación superior que actualmente se brinda en Nicaragua. Una transformación del sistema educativo solo puede realizarla un gobierno fuerte (en todo el sentido de la palabra) que sea capaz de controlar y vencer la resistencia que surgirá de estos grupos de poder entronizados y promotores del sistema educativo decadente que tenemos actualmente. Para realizar esa transformación que es vital para el país posiblemente se requieran metodos dacronianos en donde posiblemente hasta sea necesario que corra la sangre. Ergo, la salida sigue siendo la creación de una nueva élite de políticos que tengan miras elevadas y quieran hacer de su país una nación próspera y poderosa. Nuestro inmenso Darío decía: “si la patria es pequeña uno grande la sueña”. Y así es como debemos comenzar a soñar Nicaragua, como una nación que puede llegar a ser próspera y poderosa, siempre y cuando surja una pléyade de hombres capaces que con una voluntad férrea la lleven por ese sendero.

    Me gusta

  6. A.L. Matus

    De repente pareciera que no existe una solución viable para erradicar la pobreza de Nicaragua, por lo menos en el mediano plazo. Aquí se mira otro círculo vicioso, pues para echar a andar una reforma educativa radical, se necesita de la voluntad política que debería emanar de personas que tuvieran una educación como la que pretendemos lograr, así que más que una utopía, es la esperanza en un milagro. Tal vez algo como lo que logró John Connors, enviando a alguien al pasado.

    Me gusta

  7. Eduardo Ortega

    ” Si yo hubiera sabido que mi hijo sería presidente,lo hubiera puesto en la escuela” . Difícil situación la que enfrenta el país , sin esperanza y sin los valores que construyen naciones. A pesar del pesimismo el análisis de la realidad planteado en estas entregas ha sido brillante. Saludos mi bro

    Me gusta

  8. silvio Jose Herrera Bello

    Definitivamente la frase ,Y ahora quien podra defendernos?
    Calsa perfecto para este episodio de nuestra nicaragüita, solo queda esperar el milagro .Cada uno en nicaragua tiene sus dificultades y es por la misma desgracia economica en que nuestros dirigentes o mas bien el gallinero que tenemos de gobierno ahi nos an puesto.Ahora que estuve de vacaciones en nicaragua en un comedor de la ciudad una persona un poco mayor exclamo a un joven diciendole: y vos? no vas a estudiar este ano?te vas a quedar burro….jejeje.El joven se dio la vuelta y me dijo, en mi casa somos 5 personas solo yo trabajaba ahora no tengo ni empleo,busco como ayudar a mis hermanos menores y a mi madre.Este es un claro ejemplo de nuestra realidad.En lo personal creo que hay interes en muchos ninos,adolescentes y jovenes .Pero como ya usted bien ha dicho hay muchas limitaciones y no hay recursos ,nadie puede pensar en educacion cuando tiene el estomago vacio.Eso le debemos a nuestros gobernates pues su conciencia es como un vaso,que no esta limpio
    y ensuciara´ todo lo que se eche en el.Saludes don Orlando.

    Me gusta

  9. Gloria Esther

    Me encanta cuando se habla de Educación ,el significado de ducere conducir a un individuo a otro estado . pero quien conduce ? Nadie da lo que no tiene es un reto gigante de formación e información . Empezando con la autoeducación , que no es autosuficiencia pero si luchar con corrientes raras sin fin . Empecemos elevando nuestro ser,el hogar ,la nación .Estamos educando cuando damos lo mejor de nuestro ser a la familia , a la sociedad. Es demasiada lo que llega a nuestras mentes y no se puede procesar por falta de liderazgo que ayude ,oriente dirija . Animo luchemos contra lo adverso a la superación y formación integral .

    Me gusta

  10. Mario calero

    Estimado amigo,he seguido sus comentarios con interés,también los comentarios de sus amigos que siempre le están hechando flores,pero también es buena la critica,pues esta enriquece y nos hace grandes;estoy de acuerdo con que los desastres naturales dañan la economia,pero creo que lo del petroleo esta fuera de contexto porque no solo Nic. es dependiente del crudo sino todo C.A. y esto no los afecta tanto como a nosotros,tenemos de ejemplo a Costa Rica que tiene una economía bastante fuerte y no produce petroleo,creo que la causa del problema es la sinvergüensada de los politicos de turno y por desgracia para Nic.ya no se fabrican revoluciones para terminar de una forma rápida con el problema,y luego si esto pasará,los nuevos revolucionarios ya instalados en el poder traicionarian otra vez al pueblo,esto es de nunca acabar,otro punto con respecto a
    las universidades privadas es que yo tengo una hija estudiando el 3° año de medicina y no le están regalando los certificados por estar al dia con las colegiaturas y aparte de ello por mérito propio,estudiando mucho( usted sabe de eso) se esta destacando como una excelente estudiante y por ende un buen profesional en el futuro,esto se logra en el seno familiar con buen ejemplo dia a dia,de paso esta es una pequeña solución al problema nacional,comenzar por mejorar la patria chiquita que es nuestro hogar y los ciudadanos que son nuestros hijos,me despido esperando que tome en cuenta los comentarios de su humilde servidor,sanmarqueño como usted y fan de Barrunto Persuación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s