Pon-pon, se acabó el jabón


Que se me acabe la vida,
frente a una copa de vino.
José Alfredo Jiménez

 

El pasado fin de año, después de haber vivido, tal vez el peor tiempo de mi vida; un año funesto; annus horribilis como diría la Reina Isabel de Inglaterra, tenía yo la expectativa de que el 2011 no podría ser peor y eso sería ganancia.  Necesitaba  que la vida me concediera una tregua, como señalaba Benedetti, así pues inicié el año con cierto optimismo respecto a lo que este podría ser.

No había finalizado de digerir ese estado de mente, cuando este pasado 2 de enero, regresando del aeropuerto de Managua, escuchando en el autoestéreo Hoy puede ser un gran día, cuando en el semáforo de La Subasta, exactamente donde está la 6ª. Delegación de Policía, observé un rótulo gigantesco, de esos que sólo las grandes empresas comerciales y los políticos pueden pagar.  Me puso los pelos de punta, pues dice literalmente:  El Día del Juicio Final: 21 de mayo de 2011.  Arriba de este terrorífico anuncio, está una cita bíblica: “tocaré trompeta…avisaré al pueblo”  Ezequiel 33:3.   Luego, abajo en letra más pequeña: folletos gratuitos: Family Radio, Oakland, CA 94621, USA.  A la derecha en letras más grandes, una URL:  FamilyRadio.com.

Ante un anuncio de esa naturaleza cabe toda suerte de exclamaciones.  Como se diría en castizo nicaragüense: ¿Ideay?, o tal vez como expresaría un banquero: Cómo que se murió, si me debía, o quizá como diría una de las viejas de mi pueblo: Dios nos coja confesados.  Un cinéfilo podrá cuestionarse sobre qué pasará con la segunda parte de la película de Harry Potter,  una muchacha pensará en el destino de la fiesta de sus quince años.  El Gordo Rivas, al igual que muchos dirá:  ¿Y las elecciones, papá?  A mí, la verdad, se me hizo un nudo en la garganta y al recuperar el resuello, sólo pude exclamar, de acuerdo a las circunstancias: ¡Chanfle!

En el trayecto de regreso a mi casa estuve visualizando una estrategia para enfrentar tan inexorable fin.  Estaba la posibilidad de fiar un crucero por Alaska, un viaje por España, abandonar cualquier tipo de restricción en cuanto a la comida y a la bebida, en fin, despreocuparme por todo lo que podría ocurrir después de la fatídica fecha.

De regreso en mi casa, todavía con el fondillo a dos manos, lo primero que hice fue buscar en internet aquel profético sitio: FamilyRadio.com, quien muy inteligentemente, al detectar que la búsqueda procedía de Nicaragua, automáticamente me redirigió hacia otro sitio en español.   De no haber estado familiarizado con el funcionamiento de estos sitios, hubiera creído que era algo sobrenatural.  El sitio está manejado por la organización Family Radio que es una franquicia de radiodifusión en los Estados Unidos que tiene su base en Oakland, California y repetidoras en todos los Estados Unidos.  Fue fundada en 1958 por Harold Camping y a pesar de sus integrantes originales procedían de diferentes religiones: bautistas, presbiterianos conservadores, cristianos reformistas, entre otros, la estación se declara como independiente de cualquier denominación religiosa.  La emisora funciona gracias a donaciones de los radioescuchas y se estima que tiene activos del orden de los 150 millones de dólares.

El sitio está dedicado exclusivamente al Día del Juicio y tiene tres enlaces para archivos de audio con los nombres: Día del Juicio, Nadie sabe el día o la hora? y Otra prueba infalible.  Estos mismos archivos están escritos en formato pdf.  Escuché un poco del archivo de audio, pero la voz se me pareció a aquellas que emanaban de las “baratas” que anunciaban toda suerte de productos y servicios en la vieja Managua, así que opté por leer los archivos pdf.

Los tres archivos contienen a lo sumo seis páginas en las cuales las gentes de Family Radio realizan un análisis de la Biblia y mediante una serie de malabarismos llegan a la conclusión, según ellos irrefutable, que el 21 de mayo de 2011 el Señor destruirá el mundo.   La base para ese cálculo es en primer lugar una cita bíblica respecto al diluvio universal cuando Jehová le anticipó a Noé que en siete días terminaría con el mundo.  Luego, estos exegetas se van hasta una cita de la segunda carta de Pedro en donde reflexiona que para el Señor un día es como mil años y mil años como un día.  De esta forma, extrapolan la reflexión de Pedro a los siete días del diluvio y concluyen que a la misma vez que Jehová predijo lo del diluvio, estaba anticipando que siete mil años después, ni un día más, ni un día menos, volvería a destruir al mundo.   Luego se sacan de la manga una fecha para los siete días previos al diluvio y llegan con una precisión sorprendente, casi al nivel de El Firuliche, que esto ocurrió el 21 de mayo del año 4,990 antes de Cristo, a eso de los ocho y cuarenta y cinco de la mañana.  Aquí no queda de otra que exclamar:  Recórcholis.

Luego para reforzar su conclusión, los sabios de la Family Radio agregan que hace 35 años, Jehová empezó a abrir el entendimiento de los verdaderos creyentes respecto a la cronología de la historia.   No obstante lo anterior, fue hasta hace unos pocos años, no precisan cuando, que Jehová empezó a revelar a unos pocos creyentes, el conocimiento exacto de toda la cronología de la historia y son estos quienes han llegado a determinar con extraordinaria exactitud la fecha del fin del mundo.  Habría que aclarar también que en esta fecha coinciden, El Rapto, la destrucción del mundo y el Juicio Final.  Nadie proporciona explicación alguna de lo que significa El Rapto, si se trata de una abducción o bien una derivación del tiempo, en donde un rapto puede ser toda la nopche.

Luego entra en acción el libro de Daniel, me imagino que hablan del Profeta, que ha estado sellado con siete sellos (número cabalístico)  pero que ya se abrieron, pues según el Apocalipsis cuando se abrió el séptimo sello se hizo un silencio en el cielo.  Ahora bien, estos sabios hacen ver que el silencio en el cielo se dio a partir del 21 de mayo de 1988 (Atiza) porque el gozo en el cielo tiene lugar cuando los pecadores se arrepienten.  Ese mismo día, comienza el período de 23 años que se conoce como la Gran Tribulación, durante el cual Satanás está siendo usado por Dios para que gobierne de manera oficial en todas las iglesias y durante los primeros 2,300 días, el Espíritu Santo ha sido retirado de todas las iglesias.  Luego estos exégetas saltan a Tesalonicenses en donde dice que el Señor vendrá como ladrón por la noche, pero los que no saben la cronología viven en la noche espiritual, entonces cuando venga Cristo, serán destruidos en el Día de Juicio: Que horrible, como diría el Longe, no así los que saben con precisión el día en que acabará el mundo.

En el tercer documento, los sabios de Family Radio se dedican a jugar con los números, realizando toda suerte de cálculos al revés y al derecho, sin embargo, para no meterse en honduras, se limitan a cálculos simples de sumas, restas, multiplicaciones y divisiones, pues con una ecuación hipocicloide se los hubiera llevado Candanga.   De la misma forma, le asignan significado a cada número, al igual que hacía la Charada Cubana y que utilizaba graciosamente Trespatines.

Después de leer los documentos de Family Radio respiré tranquilo con la plena conciencia de que se trata de una tomadura de pelo.  Algunos crédulos de lo que dice esta radioemisora e incrédulos de lo que yo digo, se preguntarán: – ¿Y en qué se basa este mono para afirmar tal cosa?

Tal vez aquí quepa la frase, para algunos apócrifa, de Sherlock Holmes: Elemental querido Watson.  En primer lugar, debemos considerar que si para científicos de la cosmología física como Friedman o Lemaitre, les llevó décadas de investigación y miles de documentos para exponer a grandes rasgos la teoría del Big Bang, a los iluminados de Family Radio les basta con seis cuartillas para precisar de manera exacta, el día en que finalizará este mundo. Ni que decir de los complejos cálculos matemáticos y físicos que tuvieron que realizar aquellos científicos, comparados con las vaciladas matemáticas que realizan los seguidores de Camping, simplicidad que nos recuerda aquellos versos que se introdujeron en La Bamba:  Para subir al cielo se necesita, una escalera grande y otra chiquita.

Por otra parte, es sumamente contradictorio suponer que Jehová, al momento de anunciarle a Noé que en siete días destruiría el mundo, supuestamente para darle una nueva oportunidad a la humanidad para que corrigiera su imperfección, estuviera pensando al mismo tiempo que dentro de siete mil años exactamente, volvería a destruir al mundo porque no aprovecharía esa segunda oportunidad, además del sacrificio de su hijo unigénito al que mandó a la cruz para borrar los pecados de la humanidad.

Otro de los puntos fundamentales del cálculo de estos iluminados es una frase de Pedro en su segunda carta que dice literalmente:  “Pero, amados, una cosa no paséis por alto: que delante del Señor un Día es como mil años y mil años como un Día”.  Si se observa bien el contexto de la frase, puede colegirse que Pedro está hablando a nivel de plática de preso, es decir, una apreciación muy general, como cuando se dice:  “Es como quitarle un pelo a un gato”.  Sería absurdo realizar un cálculo determinado, partiendo del número promedio de pelos que pueda tener un gato.

Así mismo, no existe la menor lógica al considerar que en medio de su sabiduría, Jehová ha seleccionado a cuatro pelafustanes para que esclarezcan la fecha del fin del universo, si existen en el mundo gentes de mayor mérito para realizarlo, con base en su santidad y trayectoria, como el Dalai Lama, el propio Papa o bien un Rabino para considerar a su pueblo escogido.  O tal vez, en un afán de transparencia y claridad, encadenar a todas las emisoras y estaciones de televisión del mundo, para dirigirse a su pueblo y anunciarle lo que viene.

Así pues amables lectores, como dijo William Shakespeare:  “Fear no more”, “No temáis”, que el mundo no será destruido por Jehová el próximo 21 de mayo y lo más probable es que estos amigos de Family Radio, aparecerán en junio próximo con aquella frase tan de las ruletas: “ Va jugando”.

Lo que si debe de ponernos con los pelos de punta es la creciente carrera armamentista a nivel nuclear de parte de algunos países que son gobernados por verdaderos orates y que a causa de un estornudo pueden llevarnos a un holocausto.

Disfrutemos pues de nuestra vida, recuperemos el optimismo y aunque tengamos la plena conciencia de que este año viviremos como dice mi amigo Pío Martínez, “peligrosamente” y si escuchamos una trompeta, que sea la del Maestro Víctor “Vitín” Paz.

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo cultura, Nicaragüense, radio

10 Respuestas a “Pon-pon, se acabó el jabón


  1. Yo lo que creo es que en estos meses previos a la fecha ‘fatídica’ las recaudaciones superarán los ciento cincuenta millones pues aunque parezca mentira mucha gente les cree…A algunos les pasará como recientemente a un británico que errónemente lo deshauciaron y se dedicó a desbaratar su fortuna antes que le anunciaran el error. 😦

    Un saludo

    Me gusta

  2. Orlando Morales

    Todo parece indicar que estás arrancando el 2011 con buen pie y ya se percibe que va a ser un año muy productivo. Un arranque excelente con esta crítica socarrona y bien fundamentada a esa superchería estúpida en la que se gastan millones de millones de dólares sin más sentido que atemorizar a las personas e inducirlas a arrepentirse por el hecho de haber vivido. Estas predicciones del fin de mundo son promovidas por gente sin, o con poca, sangre en las venas que viven soñando que eventos catastróficos y espectaculares den fin a su insoportable y mísera existencia. Sobre el “fin del mundo” me gusta la manera que lo aborda Sabina en su canción “Noches de bodas” en donde dice “que el fin del mundo me agarre bailando”. Un abrazo.

    Me gusta

  3. A.L. Matus

    Yo encuentro hasta cierto punto irresponsable este tipo de anuncios, pues existe mucha gente demasiado ingenua y que podría creer que se trata de una verdad absoluta y pueden cometer toda clase de tonterías. Los científicos pueden anticipar las amenazas de cierto tipo, como un cometa o meteoro que pudiera chocar con la tierra, no así los sismos o tsunamis o peor aún, lo relativo a las amenazas nucleares. Creo que este tipo de anuncios merecen abordarse como usted lo hizo, con un carácter jocoso y con el mayor humor posible, aunque habrá a quienes no le gustará pues podrán decir: No me defiendas compadre.

    Me gusta

  4. José Antonio Molinares

    Ya lo dijo Nuestro Señor Jesucristo en Mateo 24:11: “Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos”. Por eso todo buen cristiano debe estar atento para no ser engañado por los charlatanes que abundan en estos tiempos. El autor de este escrito, a pesar de que desacredita la enorme falacia de estos seudoreligiosos de que el mundo se acabará el 21 de mayo próximo, en ciertos casos no trata el tema con el debido respeto, por ejemplo, al considerar parte de la carta de Pedro como “plática de preso”. Hay que considerar que todos estos textos son inspirados por el Espíritu Santo y deben ser respetados como merecen. No creo que sea un tema para tratarse de manera humorística. Lo mejor es, acudir a los sacerdotes que son los que con mayor sabiduría podrán interpretar estos escritos.

    Me gusta

    • ortegareyes

      Agradezco sobremanera los comentarios al presente post. Con relación al comentario del Sr. José Antonio Molinares deseo expresarle que ante el insulto a la inteligencia que representa el anuncio realizado por Family Radio, lo único que me quedó es abordar el tema con un tono desenfadado y por qué no, humorístico. Creo que si ellos disfrazan de seriedad semejante adefesio, es justo tomarlo por el lado amable. No obstante, deseo aclararle que en ningún momento fue mi intención faltarle el respeto a Pedro mucho menos a su carta. Mi intención fue dejar muy clara mi apreciación de que cuando él se refería a que mil años eran como un día para Dios y un día era como mil años, éste lo expresó en sentido figurado, para expresar que para Dios el tiempo no era una dimensión como lo es para nosotros. De la misma forma se maneja en el Evangelio que Cristo regresará como lo hace un ladrón en la noche, figura que en ningún momento quiere decir que el Hijo del Hombre sea un amigo de lo ajeno (Dios guarde), sino que regresará sigilosamente, sin avisar. Además que los ladrones de hoy lo hacen a plena luz del día. Por otra parte, soy de la opinión de que si fuimos creados a imagen y semejanza de nuestro creador, tenemos la suficiente inteligencia para poder interpretar los escritos, sin necesidad de intermediarios, que al estar el diablo suelto no sabemos hacia donde nos podrían conducir. Por otra parte, pienso que está tan arraigada la cultura mexicana en nosotros, que ante anuncios tan funestos sólo se nos ocurre pensar: Si me han de matar mañana, que me maten de una vez, o como cantaba José Alfredo Que se me acabe la vida frente a una copa de vino, aunque en el mismo tenor, como apunta acertadamente mi amigo Orlando Morales, es pertinente la frase de Sabina: Que el fin del mundo me agarre bailando.

      Me gusta

  5. Lorena

    El avispado empresario radial de Family Radio ya es famoso porque años atrás predijo el fin del mundo y falló, lo extraño es que en esta ocasión además de lanzar la nueva fecha en los estados más creyentes de los EE. UU., la mayor propaganda de este suceso se dio en Nicaragua. Otra cosa que llama la atención es que los mega rótulos fueron pagados por la Secretaría de Comunicación del Gobierno de Nicaragua. Aquí se necesita averiguar con qué propósito el Gobierno de Nicaragua, está alentando la difusión de este tipo de noticias entre la población nicaragüense. Es muy sospechoso teniendo en cuenta que este año son las elecciones presidenciales.

    Me gusta

  6. Marco Antonio

    “Tienen tan poco que hacer que andan inventando cada cosa” Con estas frase muy sabia de la canción “Jesus es verbo no sustantivo” de Ricardo Arjona inicio mi comentario; creo que en realidad que stos señores no son nada serios y este tristemente celebre enpresario radial de Family Radio es un charlatan y no es la primera vez que dice o predice cosas, creo que este tipo de propaganda es peligrosa para algunas personas incautas y hasta podrian alterar los nervios de algunas personas vulnerables para este tipo de situaciones.
    Por el momento diria yo; Tranquilos esto no sucedera y de seguro la vida tiene que continuar…

    Me gusta

  7. ortegareyes

    Hoy es domingo 22 de mayo y obviamente no ocurrió el Juicio Final. Ahora, lo interesante será observar los pretextos que utilizarán los embaucadores de Family Radio para cubrir sus patrañas.

    Me gusta

  8. Pingback: El Manifiesto « Los hijos de septiembre

  9. Oscar Martinez A.

    Segun el visionario Harold Camping, el Juicio Final y el Final del Mundo no se dio debido a un error. Segun su esposa el esta bastante ¨desconcertado¨ y perplejo por eso. Solamente nos ibamos a salvar 207 millones y el resto se iba a quedar en la Tierra hasta el 21 de octubre-2011 cuando el planeta iba a ser destruido por Dios. Parece que en los calculos que hizo se equivoco. Sin embargo esto no ha minado la fe de sus seguidores que habian donado 100 millones de dolares para su campaña publicitaria. Una de sus seguidores dijo que sus oraciones habian ¨retrasado¨ un poco este gran suceso. ¨Arrepentios pecadores, el fin esta cerca¨

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s