Archivo diario: diciembre 14, 2010

El cover nuestro de cada día

Sería tal vez en los años noventa que el término cover vino a aposentarse en nuestro vocabulario musical.  El término proveniente del inglés significa una nueva versión respecto a un tema musical original.  Los puristas del lenguaje, enemigos acérrimos de los anglicismos prefieren utilizar “versión”, “nueva versión” o bien “tema versionado”, sin embargo, el anglicismo suena más contundente cuando se trata de resaltar que existió un tema original y que se trata de una otra interpretación, ya sea como un homenaje al autor o intérprete original, como una propuesta que resalta la creatividad o capacidad interpretativa del nuevo “versionista”, o bien para explotar alguna veta nostálgica.

Esta contundencia del anglicismo es importante puesto que en una época, los cover en español se camuflaban al amparo del reducido acceso de las audiencias de habla hispana al mercado musical extranjero, en especial el relativo a los Estados Unidos. En ningún momento se trataba de realizar un plagio, sin embargo, no era común aclarar que existía una versión original en otro idioma, simplemente los temas salían cubiertos de una aura de originalidad.  Podría decirse que la época dorada de estos cover fue durante el nacimiento del rock en español.  La inmensa mayoría de temas que nos llegaron de parte de los florecientes conjuntos de rock en español eran cover de los grandes éxitos del rock and roll norteamericano.

Entre los principales conjuntos mexicanos que practicaron el cover como una alternativa obligada, resaltan Los Teen Tops con su cantante estrella Enrique Guzmán, quienes alcanzaron la fama con éxitos como:  Rey criollo, Me quedé contigo, Quiero ser libre, La larguirucha Sally, Tutty Frutti, La plaga, Sigue llamando, Quién puso el bomp, Popotitos, Confidente de secundaria, Buen rock esta noche.  Mucho tiempo después nos fuimos desayunando que se trataba de los temas:  King creole, Stuck on you y I want to be free grabados por Elvis Presley, o bien, Long tall Sally, Tutty Frutti, Good golly Miss Molly y Keep knockin´ lanzados por Little Richard, Who put the bomp de Barry Mann, Bony Moronie de Larry Williams, High School Confidential de Jerry Lee Lewis o Good rockin´tonight de Ray Brown.

De la misma forma Los hermanos Carrión se hicieron de una envidiable carrera musical con Lindos ojos, que ya Steve Lawrence había grabado en 1959 bajo el nombre de Pretty blue eyes, Magia blanca que era el tema Devil woman del cantante de country Marty Robbins o bien Dulce Visión que no era más que el arrollador éxito de Ray Charles I can´t stop lovin´you.

Muchos recordarán el tema Fue en un café que interpretaron Los Apson (acrónimo de Agua Prieta, Sonora) y que se trataba del éxito Under the boardwalk de The Drifters, de la misma forma este grupo grabó No señor apache que fue un tema de Larry Verne llamada originalmente Please, Mr. Custer, así también como Sueña dulce nena que popularizara originalmente como Sweet dream baby el gran Roy Orbison.  En cada tema, Los Apson se adaptaban al estilo propio de la canción original.

En el corazón de muchos de los jóvenes de los años sesenta se encuentra incrustado el tema de Los rebeldes del rock, Cuando florezcan los manzanos en la voz de Johnny Laboriel y cuyo tema original tiene una interesante historia, pues fue compuesta en los años veinte por Albert von Tilzen y Neville Fleason, con el título original I´ll be with you in apple blossom time y a pesar de que tuvo innumerables versiones, su éxito arrollador lo alcanzó en la interpretación de The Andrew Sisters en la época de la Segunda Guerra Mundial y a finales de los sesenta el polémico actor y cantante Tab Hunter sacó una versión con un ritmo moderno que fue la que adaptaron Los rebeldes del rock.

En Nicaragua el cover fue siempre muy socorrido, tanto de versiones en inglés como de versiones en español, no obstante, podía observarse una de cal por tantas de arena, reconociendo que existieron temas originales de parte de los grupos nacionales como el caso de Anteojuda, Añoranza y Subiré de Polidecto Correa y los Polimusic, así como el emblemático Tema de William de Los Rockets.

Cuando los cantantes de los grupos de rock decidieron abandonar sus barcos y resaltar sus voces y sus nombres como solistas, el cover se consolidó bajo nuevas estrategias.  Era vital que el tiempo en que saliera el cover fuera extremadamente corto respecto a la fecha de lanzamiento del éxito original.  Si pasaba mucho tiempo y el responsable del éxito original era reconocido fuera de su país, menos probabilidades de suceso tendría el cover.  Otro factor clave era el arreglo, para lo cual, un director o arreglista debía estudiar rápidamente el tema original, hacer una adaptación a la medida del cantante del cover y si era posible, mejorar el arreglo original.

Podría decirse que el maestro del cover fue Enrique Guzmán y la clave de su éxito se lo debe, en mi opinión personal al gran maestro arreglista de origen norteamericano Chuck Anderson, además de cierta ayudadita que le daban los técnicos de grabación de la CBS, al superar las limitaciones vocales del artista en ciertos temas.  Yo me atrevería a decir que algunos arreglos del maestro Anderson, superaron a los arreglos originales.  Algunos temas se identificaron inmediatamente como cover, como es el caso de Tu cabeza en mi hombro, pues ya Paul Anka la había internacionalizado previamente, así como Las hojas muertas que era un tema francés conocido a nivel mundial.  Sin embargo, muchos temas es la fecha y muchos no saben que se tratan de cover de éxitos norteamericanos e incluso europeos.  El tema Lo sé fue lanzado por P.J. Proby con el título I will, Secretamente fue conocido en 1958 como Secretely en la voz de Jimmy Rogers, Gracias por el recuerdo que interpretaran Bob Hope y Shirley Ross en la película “The big broadcas of 1938”, Oye, que bajo el título Hey there, Rosemary Clooney y Sammy Davis pusieron sendas versiones en los primeros lugares de audiencia a mediados de los cincuenta.  El éxito de Guzmán Dame Felicidad fue tomado del éxito de Johnny Preston Free me y es donde se observa claramente que Chuck Anderson logró un arreglo que superó al original.  El popular tema Payasito no es otra cosa que un cover de Ponchinello, un tema un tanto desconocido de Frankie Avalon.  Un caso curioso lo constituye el tema Cien kilos de barro que Guzmán, o mejor dicho la CBS escogió como cover del éxito de Gene Mc. Daniel, 100 pounds of clay y que se refiere a la creación de Eva por el Supremo Creador, sin embargo la unidad de medida vino a causar cierta contradicción pues no es lo mismo cien libras que cien kilos y a pesar de que en la letra de la canción en español no se menciona la cantidad, como sucede en la versión original en inglés, el título ni pudo ser adaptado a libras ni convertido en kilos a la mitad.

Un tremendo gol de Enrique Guzmán lo constituye la dupleta de éxitos que lanzó en 1962 acompañado nuevamente con los Teen Tops, Pensaba en ti y Anoche no dormí.  Supuestamente Pensaba en ti es de la autoría de Guzmán, que escribió para una novia que tenía de nombre Mercedes, sin embargo, Anoche no dormí es un cover del tema de Neil Sedaka: Another sleepless night.  Ambas canciones guardan cierto paralelismo musical, de tal forma que pareciera que Pensaba en ti hubiese sido compuesta con base en el tema de Sedaka.  Ambas canciones lograron un enorme éxito que todavía es recordado, aunque muchos creen que ambas temas son de la autoría de Guzmán.

Otro cantante mexicano de los sesenta que se aferró fuertemente al cover fue César Costa, después de haber logrado un gran éxito con La historia de Tommy, tomada del original de Ray Paterson: Tell Laura I love her, se dedicó a sacar un cover de cada canción que Paul Anka fuera colocando en los primeros lugares de audiencia en los EE. UU., de tal forma que regularmente Anka viajaba a México a realizar presentaciones en vivo para que no llegaran a pensar que él sacaba covers en inglés de las canciones de César Costa.  También habría que recordar Chica Mala que Costa tomó del tema de Neil Sedaka: Bad Girl.

Angélica María fue otra intérprete mexicana que llegó a dominar magistralmente el cover, con una lista interminable de temas que tomó de diferentes fuentes, no obstante habría que resaltar que fue una de las primeras intérpretes del que sería el gran maestro baladista mexicano Armando Manzanero, como es el caso del gran tema Paso a pasito, del segundo álbum de Angélica.

También habría que recordar el bien logrado cover de parte de Los Reno al tema del musical The music man, Till there was you que relanzaran The Beatles y que apareció bajo el nombre de Siempre te amaré, así como Colina Azul de Los Boppers tomado del éxito Blue Berry Hill de Fats Domino.  Por su parte Manolo Muñoz realizó una buena versión de Speedy González que lanzara a la fama Pat Boone.

La música italiana ha sido siempre una fuente inagotable para los cover, desde L´edera que ganara el segundo lugar en el Festival de San Remo en 1958 de donde se desprenden varias versiones en español, incluyendo una bolerizada a cargo de Los Panchos.  Enrique Guzmán tomó Te necesito, del tema original de Toni Renis: Io cerco te.  Por su parte César Costa grabó Corazón Loco, que en su versión original Little Tony llamó Cuore matto.  Los Yaki grabaron el éxito de Sergio Endrigo Teresa con el mismo nombre, no obstante, Angélica María pareciera ser la más adepta a los cover de canciones italianas con versiones de Io que no vivo senza te, de Pino Donaggio, con el nombre de Yo que no vivo sin ti; así mismo recordamos Cuando me enamoro, que presentaron The Sandpipers en San Remo 1968 con el título Quando m´innamoro, también grabó Con un beso pequeñísimo, que lanzara Toni Renis como Con un bacio picoccolissimo,  Un caso curioso lo constituye el bolero ranchero He sabido que te amo de Javier Solís que muy pocos saben que se trata de un cover de Ho capito che ti amo de Luigi Tenco, Nicola Di Bari y varios más.  Estos préstamos de la música italiana se extendieron hasta la década de los ochenta, siendo el festival de San Remo la principal fuente de inspiración.  En esta última etapa resalta el éxito de Yuri Maldita primavera que Loreta Goggi cantara en el San Remo de 1981 bajo el título de Maledetta primavera, así como el tema de 1984 Tutta la vita de Lucio Dalla que Emmanuel y Franco lanzaron casi simultáneamente bajo el nombre de Toda la vida.

La música francesa también contribuyó al cover, recordando el tema Venecia sin ti,  que lanzara a la fama en Nicaragua al cantante argentino Juan Ramón apodado “Corazón” dándole un madruguete al gran Charles Aznavour, quien cuando se decidió a sacar la versión en español de su gran éxito Que c´est triste Venice, ya Juan Ramón la había gozado por suficiente tiempo.  Alain Barriere, el gran cantautor francés también fue puesto ante el pelotón de fusilamiento (como se decía antes) a través de varios temas como Plus je t´entends, que Enrique Guzán lanzó como Tu voz, Emporte moi, que Los Angeles Negros se encargaron de transformar en Y volveré y que muchos juran que es del propio Germain y Ma vie, que Juan Ramón y Raphael cantaron con el mismo nombre en francés.   Gilbert Becaud también aportó temas al cover, como la multi versionada canción Et maintenant, que Javier Solís convirtiera en bolero ranchero con el título Por qué me dejas, así como Natalie, que grabaran con el mismo nombre Los hermanos Arriagada.

En la actualidad el cover continua siendo un elemento frecuentado por muchos artistas, sin embargo, se comercializa con la clara advertencia de que se trata de un cover y se cita invariablemente la versión original.

No hay que confundir el cover con ese nuevo estilo de introducir samples o pedazos de un éxito del pasado dentro de un tema nuevo, en donde el primero solo sirve de introducción para darle paso al tema actual con su propio ritmo y que mediante una buena técnica de remix se logra acoplar ambos temas.  Esto se observa claramente en el éxito de Akon, Lonely que toma el tema de Boby Vinton Mr. Lonely como introducción, así como Shakira y Wyclef Jean que tomaron las trompetas de Amores como el nuestro de Jerry Rivera como introducción al tema Hips don´t lie.

Actualmente se escucha por doquier una versión remix del tema que en los años cincuenta popularizara el recordado Renato Carosone con el nombre de Tu vu fa l´americano y que en la película “The talented Mr. Ripley” se introduce un magnífico cover de dicho tema, con la participación de Fiorello, The Guy Barker International Quartet, Matt Damon y Jud Law.  En la versión actual lanzada por Yolanda Be Cool con el nombre We don´t sepeak Americano, se toman fragmentos de la canción original de Carosone y con música electrónica logran una mezcla que no será una obra de arte, pero sí pegadiza.

Si los amables lectores se toman el tiempo de buscar en Youtube las versiones originales aquí consignadas, más las que agreguen los conocedores del tema, tendrán un viaje inolvidable por aquellos años dorados, agregando la sorpresa de que tal o cual tema no era original del artista que lo hizo famoso en nuestros tiempos.

42 comentarios

Archivado bajo cultura, Mùsica, Uncategorized