Parte 4. Digan Whisky

Una de las aplicaciones más utilizadas dentro de Facebook es la que permite colocar fotografías en la red y compartirlas con los amigos.  No obstante, el tema de las fotografías es un tanto polémico, por no decir espinoso y no solo a partir del internet y de las redes sociales.

Era el año de 1977, yo trabajaba en el Ministerio de Agricultura y tenía un compañero de trabajo, muy buena persona por cierto, pero que en ciertas ocasiones se encendía fácilmente.  Un día fue a Ciudad Jardín a realizar una gestión y regresó morado de la indignación.  Resulta que al pasar por un estudio fotográfico, en unos exhibidores de madera y vidrio que colocaban en el exterior del local, estaba de muestra una foto de su esposa.  El amigo no terminaba de rumiar su rabia, pues el referido estudio no había solicitado permiso para ponerla en exhibición.  Conociendo su carácter y habiendo la suficiente confianza, le dije que lo peor no era la foto en sí, sino el letrero que tenía abajo: “Como esta, tres por diez córdobas”. Para qué quiso más, el amigo fue a la salida del trabajo a realizar un fuerte reclamo al estudio.  Aquellos argumentaban que ellos habían tomado la foto, ellos habían revelado el negativo y el papel en donde se imprimió también era de ellos, mientras mi amigo alegaba que se trataba de su esposa y que su imagen no era para estar en ese exhibidor.  Serían tal vez las amenazas del amigo que el dueño del estudio, cansado de argumentar sin lograr convencerlo, decidió cortar por lo sano, tomó la foto y se la entregó al indignado marido.

Así pues, en materia de propiedad intelectual no existe la suficiente certeza de quién es el que posee del derecho de una fotografía, si el sujeto o propietario del objeto que aparece en la misma o el fotógrafo que apretó el botón (del obturador).  De esta forma, si el propio Oleg Duryagin me toma una fotografía, ¿podría yo hacer con ella lo que me plazca?, ¿tengo que darle el crédito correspondiente cuando la utilice? o ¿tengo que pedirle permiso para publicar de cualquier forma mi imagen en dicha fotografía? O bien, ¿tendría él que pedirme permiso para publicar mi fotografía, o exponerla en una galería?

En una época en donde el internet y todas las redes de intercambio han puesto en las manos del mundo entero millones de imágenes, pareciera que la propiedad intelectual de dichas fotografías está más diluida que un fresco en el Huembes.  En sitios especializados como FlickrCC, Picasa y otros, se pone a nuestra disposición una cantidad inimaginable de fotografías y bajo las licencias Creative Commons es posible manejar de diversas maneras una obra intelectual, con la restricción de no utilizarlas para fines comerciales.

En el caso del Facebook, surgen a menudo agrios conflictos relacionados con alguna fotografía que determinado usuario subió a la red y luego encuentra que la misma ha sido circulada de diferentes maneras, fuera de todas las expectativas del “propietario”.  Estos conflictos llegan a alcanzar dimensiones kafkianas como el caso en que un usuario subió la fotografía de un grupo y uno de sus amigos, que aparece en la fotografía, la puso en su perfil: ardió Troya.  No dimensionó el primer usuario que al aparecer el amigo en la foto tenía todo el derecho de ponerla en su perfil o bien, que se diera el caso de que el amigo tuviera una copia de la misma y la hubiera utilizado para ese efecto.

También habría que considerar que al subir una foto a Facebook, en especial si es de vieja data, pueden originarse efectos colaterales.  Si yo decido subir una foto en donde estoy en una fiesta con viejos amigos, ahora reencontrados en la red, seguramente todos sentirán la nostalgia de los viejos tiempos, sin embargo, si en un recuadro de la foto aparece otro amigo “romanceando” con una muchacha, que al final de cuentas no llegó a llegó a ser su esposa, es posible que estas dos personas y sus respectivas familias no estén muy contentas con esa foto circulando en internet.  Surge entonces la duda de que si un usuario  desea subir una fotografía de su propiedad, pero que en la misma aparezca alguien que puede ser “balconeado” de alguna forma, ¿sería su deber analizar en forma previa las posibles consecuencias de que circule esta fotografía?

La mayoría de las personas no tiene problemas con la publicación de fotos en donde aparecen, no obstante algunos guardan ciertas reservas, ya sea de fotos viejas o bien fotos recientes.  Los motivos son muchos, desde aprensión a la imagen antigua o bien a los efectos del tiempo en las fotos recientes, o bien factores asociados que vienen a quitarles credibilidad a posiciones actuales, en fin.  El caso es que se necesita de una alta dosis de sensibilidad para subir una foto con la plena certeza de que no va a causar ningún tipo de conflicto.

El sonado caso de Wikileaks ha venido a demostrarnos que no hay nada oculto bajo el sol y que cualquier cosa que hagamos, lo que fuimos y lo que somos, de una u otra manera puede salir a la luz. Recuerdo que en 1968, estando yo en segundo año de universidad, participé en la tradicional “peloneada” de los alumnos de primer ingreso y cierto día se apareció un fotógrafo y realizó una toma del evento.  Al día siguiente apareció en la primera plana del Diario La Prensa la foto en donde yo sostenía al “pelón”, mientras varias manos con tijeras le despojaban de su cabellera.  Lo peor del caso es que el encabezado de la fotografía era “El Torturador”, abajo explicaban sobre la tradición y el hecho de que nadie podía escapar pues un estudiante de dos metros de estatura se encargaba de asegurar que lo pelonearan.   Así pues, si algún día decido lanzarme de candidato para Procurador de los Derechos Humanos, no tengo la pinta pero en fin, estoy seguro que alguien desenterraría el viejo ejemplar de La Prensa en donde se observa mi rostro en primera plana con la injuriante etiqueta y me atacarían por mi oscuro pasado de “torturador”.

Los fotógrafos profesionales ya son venados lampareados, por lo tanto toman sus precauciones y le ponen una marca de agua o un matasellos con el nombre del fotógrafo o la página web a la que pertenece, aunque algunas veces le restan gracia y distinción a la fotografía.  Otros más avezados, sólo suben el material que están dispuestos compartir en la red con todas sus consecuencias, otorgando incluso licencias CC y guardan el material especial para sus exposiciones y galerías cerradas.  Lo criticable en estos casos es que alguien se apropie de algún material ajeno y lo ponga como de su propiedad o bien que lo utilice para fines comerciales en donde exista un lucro para quien se “robó” la foto.

Existe otra situación muy peligrosa en cuanto a las fotos y en general con todo lo que se publica en la red, que ha ocurrido no en pocas ocasiones y sucede cuando un usuario ingresa a su cuenta de Facebook en estado inconveniente, léase con más de un gramo por litro en sangre, en otras palabras hasta el cereguete. En esa condición hay una enorme propensión a subir fotos indiscretas y hasta impropias, además de escribir los comentarios más incoherentes.

De todo lo anterior se desprende que es importante recordar lo siguiente:

1.- Si tiene fotos viejas con los amigos, compártalas subiéndolas a la red, la mayoría de ellos se lo agradecerán.  Sin en alguna de ellas, alguien aparece en un estado inconveniente, analícelo muy bien y si no se puede “retocarla” con el Photoshop, mejor no la suba.

2.- Si sube una fotografía a Facebook, mejor hágase la cuenta que ha otorgado una licencia CC, para que cualquiera pueda utilizarla sin fines comerciales y así no tendrá decepciones.

3.- Cuando suba a la red fotos que no sean de su propiedad, cite siempre la fuente o al artista que la tomó.  Si conoce al fotógrafo y es delicado en esos asuntos, corra previamente con la cortesía de pedirle permiso.

3.- Si alguien subió una foto a la red en donde usted aparece en alguna forma que contradice a sus posiciones actuales o pasadas, no arme un tango, apechugue. Si por ejemplo salió en una velada bailando vestido de mujer, simplemente aclare que fue con fines artísticos, aunque de todas formas cada quién va a sacar sus propias conclusiones y usted no podrá evitarlo.

4.- Si en sus fotos actuales, ya comienza a notarse el paso de los años, no se sienta mal y aún así comparta sus fotos, que es posible que sus coetáneos estén en igual forma que usted.  Aprenda la diferencia entre ser “mayor” y ser “viejo”.

5.- Ingresar al Facebook con unos tragos de más es tan peligroso como manejar un auto en ese mismo estado.  Aquí no hay usuario designado, mejor espere al día siguiente, que la goma hará que su estado sea doloroso, pero no impropio.

6.- Nunca salte a conclusiones al ver una fotografía.  La foto que aparece al inicio de este post, fue tomada por el profesional de la lente Rocco Morabito y ganó el Premio Pulitzer en el año 1968.   Plasma el momento en que un electricista recibió una fuerte descarga de electricidad y su compañero de trabajo acudió a rescatarlo y a practicarle respiración de boca a boca para salvarle la vida.  El electricista se recuperó y el fotógrafo ganó el premio.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo cultura, Nicaragüense

4 Respuestas a “Parte 4. Digan Whisky

  1. Muy bueno sobre todo la parte que se refiere al “torturador”. Saludos

    Me gusta


  2. Excelente fotografía y excelente artículo. Muy importante.

    Gracias.

    Un salud♥

    Me gusta

  3. Marco Antonio

    Exelente como todos sus articulos, me gusta sobre todo la fotografia, cuando la mire al inicio llegue a pensar un poco mal.
    Saludos Dr. Ortega R.

    Me gusta

  4. Muy bueno el guia de “Como y para que publicar fotos en Facebook”. Estoy totalmente de acuerdo. Fotos viejas no le pongo watermark. Otras que son de personalidades deportivas, politicas or del medio artistico. Le pongo su watermark.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s