El Maestro Morricone

El pasado 2 de junio se celebró el Día Nacional de Italia y con ese motivo la Embajada de Italia en Nicaragua publicó en los diarios nacionales un suplemento alusivo a esa efeméride, incluyendo aspectos relevantes de la relación entre ambos países y un reportaje sobre la llegada de los inmigrantes italianos a nuestro país a través de Greytown.  Fue una grata sorpresa encontrar en la contraportada, un pequeño artículo resaltando la figura de Ennio Morricone, uno de los principales exponentes de la música moderna italiana; es más el artículo lo sitúa como “el compositor italiano más amado y apreciado del mundo”.

La verdad es que Ennio Morricone no es un desconocido para muchos nicaragüenses, en especial aquellos que eran aficionados al séptimo arte a mediados de los años sesenta, cuando la capital era una ciudad para peatones y con extrema facilidad cualquiera se podía trasladar del Luciérnaga y el Tropical en el sector de arriba, al América y al Alameda en los barrios de abajo y por dos córdobas o menos se podía disfrutar de una buena película.  En esos tiempos fuimos testigos de una de las revoluciones más sonadas en la historia del cine: el spaghetti western.  Antes de eso, para nosotros eran simplemente películas de vaqueros y estábamos acostumbrados al género clásico tal como Hollywood lo manejó por mucho tiempo a través de John Ford,  Howard Hawks y otros grandes directores y actores de la talla de John Wayne, Randoph Scott, Allan Ladd, Kirk Douglas.  Cuando a mediados de los años sesenta se presentó la película Por un puñado de dólares, el público se quedó anonadado.  El trío compuesto por el director Sergio Leone, el actor Clint Eastwood y el músico Ennio Morricone presentaron una nueva visión del western con un tremendo realismo que incluía además de un exceso de violencia, el abandono de aquel maniqueísmo propio del cine americano y el manejo de la exageración como punto vital.  El pistolero sin nombre, vino a cambiar la imagen del “chavalo” clásico, así que cuando un año después nos llegó Por unos dólares más, sabíamos que las películas de vaqueros ya no serían igual.  Con la llegada de la tercera parte de la trilogía de los dólares El bueno, el malo y el feo se consagraron Leone, Eastwood y Morricone como los revolucionarios del western.  Cabe señalar que la música jugó un papel relevante en este proceso, pues Ennio Morricone con una sorprendente combinación de sonidos e instrumentos, algunos de ellos inusuales en una orquesta, logró adentrarse en la trama de cada película y en la dinámica de cada personaje, de tal manera que como un sastre de alta costura, confeccionó cada tema a la medida de cada escena de la misma. Cabe destacar que por mucho tiempo, el tema musical de El bueno, el malo y el feo estuvo presente en el gusto de los nicaragüenses.

No obstante, Ennio Morricone no nació con el speghetti western, de hecho había nacido en Roma en 1928 y tuvo como amigo y compañero de la infancia a quien luego sería el director de cine Sergio Leone.  Estudió orquestación y trompeta, con Goffredo Petrassi, en el prestigiado Conservatorio de Santa Cecilia en Roma, ahí donde años antes había estudiado Nino Rota, el músico de cabecera de Federico Fellini. Su carrera musical comprende actuaciones en radio, televisión, salas de concierto, antes de ingresar al cine en 1955, destacando su trabajo en la cinta El Federal, de Luciano Salce en 1961.

El spaghetti western prácticamente feneció en los años setenta al haberse desgastado el género, sin embargo, para Ennio Morricone fue sólo el trampolín para una larga y fructífera carrera en el cine, que comprende la banda sonora de más de 400 películas con directores como Bertolucci, Polanski, Scola, Zeffirelli, Pasolini, Argento, Kawalerowics, Joffe, De Palma, Tornatore, entre otros.

En toda su producción musical, que además incluye más de 100 composiciones fuera del cine, se observa una tremenda calidad musical, no obstante, según los críticos y los propios cinéfilos, existen algunos temas que resaltan de esta producción.  En lo particular yo remarcaría el trabajo que realizó en 1971 para la película del director polaco Jerry Kawalerowicz: Madalenna, drama que no obtuvo una gran aceptación de parte de la crítica, pero que no obstante la banda sonora constituye una de las joyas más preciadas de la obra de Morricone.  Dentro de esa banda está el tema “Come Madalenna”, que es una pieza de singular colorido, bajo el ritmo en que se quiera interpretar, así como el afamado tema “Chi mai” que diez años más tarde fue retomado por el director francés Georges Lautner para incluirla en la banda sonora de su película El Profesional con la actuación de Jean Paul Belmondo.  Ese mismo año, la BBC dentro de su serie dramática para la televisión La vida y tiempos de David Lloyd George, utilizó la música de Morricone, incluyendo el tema “Chi Mai”, que cautivó al público inglés.  También es importante señalar que en 1980 la gran cantante francesa Denielle Licari, quien utiliza su voz como instrumento musical para interpretar diversas melodías como algunos temas de Love Story y Concierto para una voz, grabó “Chi Mai” cantando con una letra adaptada en francés bajo el título de “Mal de toi”.

También es digna de subrayar la banda sonora de la película del director inglés Roland Joffe, La Misión, rodada en 1986, en donde Morricone crea un marco musical para la intensidad de las cataratas del Iguazú y la selva sudamericana, lo cual logra con gran maestría en una verdadera gema musical.

Así pues, dentro de la producción de Morricone hay música para todos los gustos y habrá quienes prefieran la banda sonora de Erase una vez en el Oeste, por la variedad de estilos que combina, o bien, Dos mulas para la Hermana Sara, Los Intocables, Cinema Paradiso, o bien Sacco y Vanzetti.

La obra de Morriconne ha sido nominada al Oscar en varias ocasiones: Días de Gloria en 1978, La Misión en 1986, Los Intocables en 1987, Bugsy en 1991 y Malena en 2000, no obstante en ninguna de esas ocasiones logró obtener la estatuilla.  Es importante señalar que Morricone recibió un Oscar honorífico por su contribución a la música en el cine, premio que fue presentado por Clint Eastwood en la ceremonia de entrega de premios en el año 2007.  Por otra parte, el maestro ha obtenido varios premios entre los que destacan el Nastro d´argento, que es el premio que otorga el Sindicato Nacional de Periodistas Cinematográficos Italiano, galardón obtenido en varias ocasiones; ha ganado varias veces el premio BAFTA que es la Academia Británica de Cine  y Televisión, así como un Globo de Oro.

Durante el traspaso de mando del actual Secretario General de las Naciones Unidas, Banki Moon, Ennio Morricone tuvo el honor de dirigir la Orquesta Sinfonieta para deleitar a toda la Asamblea Genera e invitados.  En 2009, el Presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, firmó el decreto que lo nombraba como Caballero de la Legión de Honor, ante lo cual, los italianos con ese humor que les caracteriza agregaron: “Porque se sabe que a pesar de todas las rivalidades futboleras y culinarias, los franceses tienen un sofisticado sentido del gusto cuando se trata de celebrar la excelencia cultural de sus vecinos italianos”.

De la misma manera, la revista de la Embajada Italiana informa en el citado artículo que esa Institución y el Teatro Nacional Rubén Darío, para homenajear su indiscutible talento, su carrera y sus obras, han decidido celebrarlo en el mes de las fiesta de la República Italiana con un concierto que reconstruye su larga carrera musical.  Ahí estaremos al igual que muchos aficionados a la música de Morriconne y es posible que más de alguno, a la hora en que se escuchen los clásicos acordes de El bueno, el malo y el feo, se lleven la mano a la cintura, en busca del revolver aquel, que en menos de dos segundos vaciaba su carga, acertando cada uno de los seis proyectiles entre ceja y ceja de los forajidos.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo cine, cultura

4 Respuestas a “El Maestro Morricone


  1. Hola, Orlando, muchísimas gracias por esta excelente joya musical que has elaborado. Siempre detallando…Reiteradas gracias.

    Me gusta

  2. A.L. Matus

    Muy completa la reseña sobre Morricone. Personalmente, prefiero el soundtrack de La Misión, creo que es una verdadera obra de arte. Felicidades.

    Me gusta

  3. hola, como estas, bonito tu blog, te invito a visitar el mis se llama Angelus, la direc es http://aldogal.wordpress.com, encontraras poemas sobre cultura, heróticos, información de novelas de coelho, la religiosos y demas

    Me gusta

  4. Poeta:
    Te rindo el sombrero por tus narraciones y conocimientos, ahora me pregunto de casualidad, no será Morriconi, pariente de Ramirotti?
    Un fuerte Abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s