Los Huesos del Héroe

Pío E. Martínez

No cabe duda que el universo de los blogs es un lugar fascinante, en donde se puede encontrar la más diversa cantidad de formas de expresión.  Desde el internauta, que hurgando en las entrañas de la red, encuentra una frase, un artículo, un video o una imagen que considera tan interesante que lo comparte con sus lectores, hasta los jóvenes programadores que compiten por ser los primeros en comentar sobre la última versión de un software o el más avanzado hardware que se ha puesto en operación.  Hay quienes lo utilizan como una plataforma política y otros que lanzan al mundo sus producciones poéticas.  No faltan los que reproducen las noticias del mundo del espectáculo o lo más destacado del deporte internacional.  Hasta renombrados escritores han encontrado en el blog un vehículo para acercarse a sus lectores con la debida inmediatez.  El único sector que no termina de aceptar al blog y lo mira con cierto recelo es el gremio periodístico, lo cual no nos quita el sueño.

Lo cierto es que el blog es sinónimo de libertad y ha servido a quienes se dedican a este menester, como un trampolín para impulsar, casi sin restricciones, sus deseos de expresión o al menos hacer contacto con el mundo que los rodea.  Para algunos ha sido además, un detonante para encontrar una escondida vocación y es aquí en donde se observa el fenómeno de blogueros convertidos en escritores.

Este es el caso de Pío E. Martínez, nicaragüense originario de Rivas y actualmente residiendo en Holanda, quien incursionó en el ciberespacio en el año 2006 con su blog “Aquellos tiempones”.  En este espacio relata sus aventuras en el Servicio Militar Obligatorio en los años ochenta, con una narrativa extraordinaria para un primerizo, que permite pensar que ese blog pudiera ser transformado fácilmente en una novela autobiográfica.  Pío advierte una cruda realidad con la emoción y sentimientos que resaltan por su espontaneidad y vivacidad, pues la entrega de parte de quienes se enrolaron voluntariamente o el afán de sobrevivir de parte de quienes fueron reclutados a la fuerza, superan cualquier otro tipo de vivencia y que con singular dramatismo desemboca, al igual que muchas historias de esa época, en la decepción de los protagonistas.

Durante 2008 y parte del presente año, Pío se dedicó a escribir su primera novela “Los huesos del héroe”, que relata con altas dosis de realismo y especialmente humorismo, un tema por demás original y en donde nos ubica en la Nicaragua de comienzos del siglo XX.  Pío nos lleva de la mano a descubrir un mundo fantástico como sólo pudo haberlo sido el de la Nicaragua de esa época, para traernos luego al pasado reciente en un mundo absurdo como sólo debió haberlo sido ese tiempo.

Tuve el honor de ser de los primeros que leyeron dicha novela, por una deferencia de Pío quien me la remitió antes de publicarla como blognovela, y debo de admitir que sentí envidia, de la buena, al encontrar un escrito tan fascinante y cautivador.  A pesar de ser de la opinión que dicha novela debió imprimirse para disfrutarla en ese formato, renegando de la cruz de nuestra parroquia como dicen en México, aún así considero que este nuevo escritor ha entrado a este oficio con el pie derecho.

Pío está trabajando actualmente en una nueva novela y estoy seguro que será tan buena como Los huesos del héroe.  Desde este humilde espacio le deseo la mejor de las suertes y lo felicito por su enorme esfuerzo por dignificar la labor de los blogueros.

Enlace para Los Huesos del Héroe

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo cultura, lenguaje, Nicaragüense

5 Respuestas a “Los Huesos del Héroe


  1. Hola, Orlando, muchas gracias por el enlace, seguro que leeré la novela.

    A ver cuándo será la presentación del libro que estoy esperando que escribás.

    Salud♥s

    Me gusta

  2. A. L. Matus

    Yo opino que ya es hora que las “vacas sagradas” de las letras nicaragüenses se hagan a un lado para darle paso a los nuevos valores. También le deseo suerte a este nuevo escritor y voy a aprovechar su generosidad al regalarnos su novela. Usted también debería animarse a escribir algo, pues ese oficio se le da muy bien.

    Me gusta

  3. Barrunto

    Desde que tuve la oportunidad ce comenzar a leer Los Huesos del Héroe, quedé sorprendido de la pureza y la estética que encierra tanto el relato como los diálogos. El estilo de Pío Martínez no escatima recursos para adentrarnos en el ambiente propio de la época. Es totalmente original y su narrativa nos obliga a degustarla sorbo a sorbo, como los buenos vinos. Gracias Orlando por haberme hecho llegar la obra de este gran escritor Nicaragüense y a vos Pío mi admiración y respeto.

    Me gusta

  4. Orlando, amigo

    Me has pegado un levantón brutal en este tu comentario. Me has hecho sacar pecho y hasta casi reventé un botón de la camisa. Sólo mi mama habla así de bien de mí como vos lo hacés en este post tuyo. Te agradezco profundamente este comentario que probablemente no merezco. Tu post me enorgullece sobre todo porque viene de vos, una persona que goza de mi respeto y reconocimiento como uno de nuestros más brillantes exponentes en este nuevo oficio literario que por ahora llamamos “blogueo” y que es una forma más de expresión del espíritu igualmente valiosa que otras formas.

    Sólo tengo un pequeño desacuerdo con vos y es este: vos hacés una distinción entre bloguero y escritor. Donde vos ves dos cosas distintas veo yo una sola. El bloguero es un escritor, que escribe otras cosas, de otra forma y usando otro medio que aquellas formas y medios que tradicionalmente usaron los que llamamos “escritores”. Cuando leo esos posts tuyos tan ricos, que van tan hondo, me doy cuenta que vienen de un escritor en todas las de ley, que por casualidad utiliza como vehículo el post, pero que en cualquier momento llenará el recipiente “blog” y tendrá que buscarse otro recipiente (una novela, un ensayo o qué sé yo) para poder dar salida a su producción en envases más grandes.

    Cuando mi recipiente (el blog) se llenó, pasé a esta novela que he escrito el año pasado. Según tus lectores, yo incluido, tu recipiente se ha llenado desde hace rato y es hora, para vos, de pasar a otras formas de expresión. Pero no hay que sofocarse y si postear es lo que te gusta, adelante, pues no es que el blog sea el hermano menor de la novela o del libro de cuentos, no, el blog es en sí mismo un producto literario del mismo tamaño y con el mismo valor. A fin de cuentas el arte es alimento para el espíritu y cuando vengo por estos lados sale mi espíritu bien alimentado.

    Pero ya estoy abusando del espacio y además empiezo a orinar fuera del huacal así que mejor me voy. Un abrazo. Gracias.

    Pio

    Me gusta

  5. Gracias también a Melba, A.L. Matus y Barrunto por leer mi obrita y por sus amables palabras que me animan a seguir en este oficio en el que no se gana plata pero se conoce gente buena, como ustedes, que valen más que los reales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s