El honorable Chop Suey

570400345_3a487007b7

El nicaragüense, por tradición, gustaba de comer en su casa. Lo único que lo arrancaba del arraigo de la comida casera eran los viajes, en donde sin remedio debía caer en una comidería o restaurante, según las circunstancias. Había, desde luego, algunas excepciones y eran las licencias que se tomaban a la hora de la merienda vespertina en donde era muy común la fritanga, el vigorón y demás delicias de la comida nica, pero el desayuno y el almuerzo se tomaban de rigor en casa.

Cuando el país se fue modernizando y Managua empezó a ejercer la hegemonía que le correspondía como capital, el desplazamiento de personas desde las ciudades circunvecinas empezó a despegar al nicaragüense de su afición por la comida hogareña. De conformidad con sus gustos, preferencias y principalmente sus posibilidades económicas, empezaron a comer “en la calle” es decir en los diferentes establecimientos que poco a poco empezaron a inundar a la ciudad.

Los habitantes de Managua tenían la ventaja que la actividad comercial y por ende laboral estaba localizada en el centro de la ciudad y las distancias desde los puntos más alejados no eran significativas, de tal manera que en una hora podían desplazarse sin problemas a su casa para continuar saboreando las delicias de la comida casera. Sin embargo, en cierto momento se inició la costumbre de formar grupos de compañeros de trabajo que los días de pago salían a almorzar en algún restaurante.

De esta forma, a inicios de los años cincuenta comenzaron a proliferar las comiderías y los restaurantes, mismos que ofrecían una gran variedad de opciones para los comensales. Dentro de este importante crecimiento, destaca el afianzamiento de los restaurantes chinos en la ciudad capital.

En la primera mitad del siglo XX se produjo una importante migración de ciudadanos chinos, la mayoría de carácter ilegal, pues ingresaban clandestinamente por la Costa Atlántica, muchas veces con la complicidad de las autoridades migratorias. Decían las malas lenguas que algunos oficiales de la Guardia Nacional destacados en la Costa Atlántica se habían hecho ricos con las extorsiones que realizaban a los inmigrantes chinos. Una vez en el Pacífico, la colonia china se encargaba de acomodarlos y financiarlos para que se dedicaran al negocio que más se adaptara a sus habilidades y que por lo general eran el comercio y la comida, giros en los que tuvieron mucho éxito pues era gente que trabajaba incansablemente de sol a sol.

Así pues, los restaurantes chinos se convirtieron en una verdadera opción para el nicaragüense de clase media que empezó a saborear las delicias de la comida oriental. Estos restaurantes ofrecían una amplia variedad de platillos, muchos de origen chino, otros de corte internacional, sin embargo el más apetecido y solicitado era el Chop Suey.

Todavía existen muchos debates sobre el origen del Chop Suey, término que en chino quiere decir “pedazos mezclados”. Muchos lo ubican en las Montañas Rocosas de los Estados Unidos en la construcción del Ferrocarril Transcontinental, en donde una gran mayoría de los obreros eran emigrantes chinos y quisieron preparar los platillos de su lugar de origen, echando mano de los ingredientes que el Nuevo Mundo les ofrecía. Otros lo sitúan en el Distrito de Taishan en China, de donde provenían la mayoría de los migrantes chinos en de los Estados Unidos. También existe una anécdota en donde el Premier Chino Li Hongzhang durante su visita a los Estados Unidos ofreció una cena a sus invitados para lo cual le pidió a su cocinero que preparara una comida china con ingredientes norteamericanos, de lo cual nació el Chop Suey. Lo que sí es cierto es que este platillo constituye uno de los más antiguos representantes de la “cocina de fusión”, concepto con el que nos apantallan los gastrónomos de hoy.

De esta forma se encuentran diferentes versiones del Chop Suey, dependiendo de la región y especialmente de los ingredientes que pueden encontrarse. En Nicaragua en donde era muy difícil encontrar germinado de soya, éste fue sustituido por el repollo mezclado con verduras como la zanahoria, más el ingrediente básico que podía ser pollo, cerdo, res o camarones; todo esto con una salsa que era espesada con almidones y sazonada con salsa de soya. Luego al gusto del comensal se le agregaba mostaza y salsa de tomate (catsup).

La versión clásica del Chop Suey preparada para llevar era una ración generosa que rebasaba un plato desechable de cartón, envuelta en papel encerado, acompañada de dos rodajas de pan de barra preparado en el mismo restaurante, con dos pedazos de margarina y un pequeño postre que generalmente era una lecheburra de coco. Esta ración costaba cinco córdobas, que en aquel entonces equivalía a un poco más de setenta centavos de dólar y de ella podían comer fácilmente dos personas. Había versiones especiales que contenían camarones que llegaban a costar hasta diez córdobas. Le seguía en popularidad el Chow Mein, que era el mismo Chop Suey con fideos fritos. Otros preferían la famosa sopa Wan Tan, pero si para terminarse una orden de Chop Suey se necesitaba un gran apetito, para entrarle a una sopa Wan Tan había que fregarse, más aún con el calor de Managua.

Para los ciudadanos comunes y silvestres, todos los Chop Suey sabían igual de sabrosos y era muy difícil distinguir el preparado en determinado restaurante chino. Sin embargo había connoisseurs que presumían de conocer el mejor Chop Suey de Managua y ahí había material para discutir un buen rato. Algunos aseguraban que el del Restaurante Cantón era el mejor, sin embargo otros porfiaban que era el del Restaurante Chop Suey Internacional que quedaba cerca del Gimnasio Nacional. Algunos preferían el del Pacífico, a una cuadra del Banco Central, otros más exigentes lo encargaban exclusivamente del China Palace o de El Dragón de Oro que quedaba en la Roosevelt. Nosotros preferíamos el del Restaurante El Centroamericano que quedaba frente al Cine Boer y era de Santiago Lee Wong, hermano del famoso Coronel Juan Lee Wong, que fue Jefe de la Investigación de la Policía Nacional. Si de exquisiteces se trataba, estaba el famoso Restaurante El Mandarín y luego el Marco Polo, por donde era el Gran Hotel. También era muy afamado el Chow Mein de un restaurante que quedaba en la Calle 15 de septiembre, cerca del Jardin Central y que era propiedad de Denis Chow, si mal no recuerdo, en donde también preparaban un exquisito pastel de ciruela.

Lo cierto es que entre las miles de añoranzas de la vieja Managua, está sin duda alguna entrar a almorzar a uno de esos restaurantes, ya fuera para saborear un Chop Suey, un Chow Mein o una sopa Wan Tan, o bien refrescarse con una cerveza bien helada acompañada de una boquita de Chop Suey.

En estos días, la comida china tiene que competir con infinidad de opciones, desde pizzas hasta hamburguesas, pollos rostizados y tacos mexicanos. Ya por cinco córdobas no se consigue prácticamente nada, tal vez una bolsa pequeña de frituras Ranchito. Ahora existen en proporción menos restaurantes chinos que en la vieja Managua. Todavía subsiste el Chop Suey Internacional, sin embargo, no es seguro que sea de sus dueños originales.

Cuando deseo recordar el sabor de antaño, voy al Restaurante Rincón Chino, en la Carretera Norte contiguo al Nuevo Diario; ahí su propietario Alberto Sujo se encarga personalmente de asegurar que el Chop Suey que sirven sea de primera calidad. Claro que ahora cuesta alrededor de 6 o 7 dólares, es decir casi diez veces lo que valía antes, sin embargo, vale la pena.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo cultura, Uncategorized

7 Respuestas a “El honorable Chop Suey

  1. Mis favoritos siempre, Chow Mein y sopa de Wan Tan- no importa si el calor es infernal, es que me encantan las sopas :D.

    Gracias por esta historia culinaria. Es siempre un placer pasar por acá.

    Salud♥s

    Me gusta

  2. Francisco Gonzalo Gaitán Vela

    Recuerdo muy bien y con fruición ese restaurante chino de la calle 15 de Septiembre, que además de los pasteles de ciruela y de limón (exquisitos) elaboraba su propio pan de molde, que me encantaba llevar a casa para meterlo y empaparlo en una tasa de café con leche.

    Francisco Gonzalo Gaitán Vela (Puerto Cabezas 1946)

    francisco.gaitan@turbonett.com.ni

    Me gusta

  3. donatello

    !! HERMOSO DETALLE DE RECORDAR Y RENDIR UN TRIBUTO A QUIENES FORJARON EL ARTE CULINARIO ORIENTAL EN NICARAGUA Y QUE DELEITO A SUS COMENSALES” TUVE EL PLACER DE PROBAR ESTA COMIDA POR MUCHOS AÑOS Y SIN PAGAR NADA POR QUE EL QUE EL ME SERVIA ESTA DELICIOSA COMIDA ERA MI PADRE “SANTIAGO LEE WONG ” Y TAMBIEN AGRADEZCO A IGUAL Q MI HERMANA ESE DETALLE TAN HERMOSO!!

    Me gusta

  4. GRACIAS POR RENDIR TRIBUTO A QUIENES NOS DELEITARON CON SU ARTE CULINARIO ORIENTAL EN NICARAGUA DE VERDAD ES MUY HERMOSO DETALLE Y MAS AUN; PORQUE YO DISFRUTE POR MUCHOS AÑOS DE ESA COMIDA EN LA MESA DE MI HOGAR , SI CLARO POR SANTIAGO LEE WONG” MI PADRE Q LES ASEGURO Q NO SOLO ESE ARTE NOS INCULCO SINO MUCHOS VALORES Y DEJO UN LEGADO MUY GRANDE EN LOS CORAZONES DE QUIENES LE AMAMOS Y LE CONOCIERON” A IGUAL Q MI HERMANA MUY AGRADECIDOS Y TAMBIEN POR Q FORMAMOS PARTE DE QUIENES VALORAMOS TODO ESTOS DETALLES Q FORMAN PARTE DE LA HISTORIA !!! AMO MIS RAICES Y MUY ORGULLOSO DE SER NICARAGUENSE E HIJO DE UN ORIENTAL POR QUE FUSIONAMOS EL AMOR HACIA DOS CULTURAS COMO LO ES LA DE NICARAGUA Y LA DE CHINA!!!

    Me gusta

  5. YO TAMBIÉN ,NO QUISE QUEDARME SIN RECORDAR ESE GRAN HOMBRE ,,BELLO DE ALMA Y CORAZÓN ,UN HOMBRE QUE DIOS TRAJO ,A NUESTRA TIERRA COSTA RICA , TAMBIÉN EL NOS DEJO EL AROMA,Y SABOR AKI ,,Y YO HOY RINDO ,MI HOMENAJE A ESTE GRAN HOMBRE LLENO DE ,AMOR ,GRACIAS POR TUS BELLAS SONRISAS,Y ASÍ NOS CORREGÍA ,CON AMOR ,,,SALUDOS Y CONDOLENCIAS A SUS FAMILIARES,,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s