Adiós a Miriam

miriam-makeba

El pasado martes 11 de noviembre, a los 76 años falleció en una clínica de Castel Volturno en Italia, la célebre cantante y luchadora anti apartheid, Miriam Makeba. Para muchos este nombre no les dirá nada, mucho menos su verdadero nombre Zenzile Makeba, ni siquiera el apelativo de Mamá Africa que llevó por mucho tiempo; sin embargo, aquellos que rondan los cincuenta años de edad, recordarán allá por 1968 un éxito musical que hizo estremecer al país con el nombre de Pata, Pata. Nadie comprendía la letra de dicha canción: Saguguka sathi beka, Nantsi, pata pata, Saguguka sathi beka, Yiyo, pata pata, Yi yo mama yiyo mama, Nantsi, pata pata, Yi yo mama yiyo mama, Yiyo, pata pata y muy pocos entendían lo que en el intermedio decía en inglés la Makeba, explicando que Pata Pata era el nombre de un baile muy popular en Johannesburgo, pero el ritmo tan pegajoso de la canción cautivó a los nicas y no fueron pocos los “coreógrafos” criollos que realizaron su propia versión del baile, para montarlas en las veladas de la época. Luego escuchamos una versión, un tanto insípida, a cargo del Organo Melódico de Juan Torres que fue más bien un relleno para uno de sus álbumes. Muchos años después, Thalía sacó una nueva versión de la canción, que también interpretó Chayanne.

Lo interesante es que la vida de Miriam Makeba es mil veces más fascinante que su canción, a tal punto que ella se animó a escribir dos veces su autobiografía.

Había nacido en 1932 en Johannesburgo, dentro de la tribu xhosa, hija de un Sangoma, sanador mágico de la tribu. Comenzó su carrera musical cantando con un grupo llamado The Manhattan Brothers, grabando su primer disco en 1953. Luego en 1959 participó en el musical African Jazz and Variety, así como en un documental llamado Come back Africa, que la dio a conocer en todo el mundo. Sin embargo, quien le abrió las puertas en los Estados Unidos fue el famoso cantante y luchador por los derechos civiles Harry Belafonte, quien le pidió que realizara con él una temporada de actuaciones en el Carnegie Hall de Nueva York.

Miriam se encontraba en los Estados Unidos en 1960 actuando en lugares de prestigio y en shows de televisión, cuando le avisaron de la muerte de su madre en Sudáfrica, pero al querer regresar, el gobierno racista le revocó su pasaporte, por lo que debió quedar en el exilio. En 1963 denunció ante las Naciones Unidas la pesadilla de la brutalidad policial y el terrorismo oficial en su país.

Ante el éxito encontrado por Miriam en los Estados Unidos, decidió quedarse a residir en ese país, en donde obtuvo una creciente popularidad, poniendo de moda su corte de pelo que dio origen a la moda afro-look que rápidamente adoptaron los afroamericanos y que aquí en Nicaragua vino a ser una alternativa para los “murrucos” o quienes para estar a la moda se hicieron el “permanente”

En 1967 Makeba grabó su gran éxito Pata Pata que en poco tiempo se colocó en los primeros lugares de audición, no sólo en los Estados Unidos sino que en todo el mundo.

Makeba conoció y contrajo matrimonio con el activista radical por los derechos civiles, Stokely Carmichael quien inició en los Estados Unidos el movimiento conocido como Black Power, de donde se derivaron los célebres Panteras Negras. Indudablemente que esta unión vino a afectar a Makeba, quien inmediatamente fue colocada en las listas negras e incluso la firma RCA, le rescindió el contrato y canceló sus conciertos.

El matrimonio no tuvo más alternativa que viajar a Guinea, en donde gracias a sus contactos Carmichael llegó a desempeñarse como ayudante el primer ministro Ahmed Sekou Touré, lo cual facilitó a Miriam la oportunidad de realizar una gira por todo el mundo, actuando también como delegada de Guinea en las Naciones Unidas.

Miriam Makeba fue invitada a participar en el Festival de Viña del Mar en Chile en el año 1972, sin embargo, al dedicarle su éxito Pata Pata al Presidente Salvador Allende, se llevó una gran rechifla de parte de los sectores derechistas que abarrotaban la famosa Quinta Vergara.

Por su lucha en contra del apartheid, Miriam Makeba recibió en 1986 el Premio de la Paz, Dag Hammarskjold, que otorga la Organización Internacional de Corresponsales Diplomáticos y la Academia Diplomática por la Paz.

Su actividad como cantante volvió a resurgir cuando acompañó a Paul Simon, el legendario integrante del dueto Simon y Garafunkel, en la gira promocional de su álbum “Graceland”. Sin embargo, más que el éxito obtenido en la gira, lo que le trajo mayor felicidad fue que en 1988 se levantó en Sudáfrica la prohibición que existía sobre sus discos.

Cuando Nelson Mandela salió de prisión, Miriam Makeba regresó a Sudáfrica y en abril de 1991 ofreció en su tierra su primer recital después de treinta años de ausencia. En 1992 realizó un musical en teatro llamado Serafina y en 1994 acompañó a su primer marido el trompetista Hugh Masekela en una gira que se denominó “Gira de la Esperanza”.

En el año 1995 ante la situación que observaba en las mujeres sudafricanas, fundó una organización para recaudar fondos para protegerlas. Ese mismo año, fue recibida por Juan Pablo II en el Vaticano.

En 1997, su amigo Harry Belafonte la invita a regresar a los Estados Unidos para acompañarlo en una presentación en el Madison Square Garden de Nueva York y fue allá en donde se gestó el proyecto para el álbum “Homeland” que alcanzaría la nominación para un premio Grammy, como mejor álbum en la categoría “Música del Mundo”.

Mamá Africa como le llamaban a la sudafricana, se encontraba el martes pasado en Baia Verde, Italia en donde participó en un concierto en apoyo al joven escritor italiano Roberto Saviano, quien ha sido amenazado de muerte por la organización criminal La Camorra, por sus escritos antirracistas. Miriam actuó con gran entusiasmo, sin embargo, al finalizar se sintió mal y fue conducida a la clínica Pineta Grande en la localidad de Castel Volturno, en donde falleció.

La reacción mundial fue unánime deplorando la muerte de quien más que una cantante fue una luchadora incansable por los derechos humanos. Aquí en Nicaragua, muchos la recordarán dentro del ritmo pegajoso de Pata Pata, aunque los más jóvenes o los desmemoriados, al escuchar el título de esta canción pensarán que se trata de algunos políticos nicaragüenses que últimamente se han visto afectados por un extraño síndrome de meter sostenida e incansablemente la Pata.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo cultura, Mùsica, Nicaragüense

3 Respuestas a “Adiós a Miriam

  1. Gracias por traer el recuerdo de la grandiosa Miriam. Desconocía algunos detalles que mencionás. Esa poderosa voz es inolvidable.

    Salud♥s.

    Me gusta

  2. oswaldo ortega

    Excelente perfil de una de las más influyentes personalidades en la larga lucha contra el apartheid . Se quedó en el tintero mencionar que la obra teatral Serafina fue llevada a la pantalla donde aparece encarnando a Angelina y compartiendo estelares con Whoopi Goldberg , aunque creo que el cine, el dinero y la fama no fueron precisamente aspectos importantes en su vida que merecieran catalizar tanta energia y voluntad.

    Me gusta

  3. alberto ortega

    Mirian fue una inspiracion para el mundo, Salvador Allende la adoraba y la izquierda Chilena le debe un homenaje no solo por su valentia de saludar al compañero presidente en 1972 ante un publico fascista, sino por dedicar su vida a la causa de los derechos humanos, los postergados, y perseguidos por sus creencias o su color de piel.-

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s