El folklore del ballet

 

La danza es una de las manifestaciones artísticas más representativas del folklore de un país; en ella se encuentran de manera intrínseca la música, el vestuario, las costumbres, las creencias y las tradiciones de un pueblo.

 

En la danza folklórica nicaragüense se puede observar la fusión de los bailes europeos, el ritmo de la marimba africana, la cadencia de la guitarra española, el palpitar de las percusiones indígenas, las costumbres, especialmente en cuanto a indumentaria y las creencias locales, formando un todo que fue asimilándose en los albores de nuestra identidad hasta lograr una actitud comunitaria de aceptación. 

 

De esta manera, la danza, al igual que los otros elementos del folklore llega a nosotros como una realidad dada, que no es sujeto de cambios o apreciaciones personales.

 

Cuando a mediados de los años sesenta, la señora Irene López integra el primer conjunto llamado ballet folklórico, a pesar de que su propósito fue preservar y difundir nuestras manifestaciones autóctonas alrededor de la danza, sacó a la danza de su contexto original, pues en su mayoría esta es de carácter ritual y tiene efecto en lugares especiales, tales como los atrios de los templos.  En ese traslado del lugar original hacia un teatro nace la diferencia entre el folklore y lo que representa el ballet folklórico.

 

Doña Irene ha sido a lo largo de su carrera una luchadora incansable por la pureza del ballet folklórico respecto a sus raíces y una dura crítica de aquellos directores de grupos de este género que con el fin de destacar, poco a poco fueron introduciendo cambios en la danza o en la indumentaria, desvirtuando su esencia.  Muchos de ellos encontraron en el folklore mexicano una nutrida fuente de inspiración.

 

De repente, el tímido y señorial manejo de la falda de las inditas se convirtió en el vuelo y floreo tan característico del folklore mexicano.  El humilde caite de las muchachas fue sustituido por el zapato español de tacón utilizado en los jarabes mexicanos y las frescas flores de sacuanjoche en sus cabellos, por los coloridos moños de la nación azteca.

 

El ritmo acompasado de nuestros bailes, de repente adquirió el apresurado ritmo de la danza mexicana.  En fin, las versiones de nuestro folklore presentadas por estos conjuntos, no tienen nada que ver con la versión original de nuestras danzas, han sido retocadas y maquilladas de tal forma que al igual que un rostro lleno de Botox es muy difícil poder reconocerlo. 

 

Los espectáculos de estos grupos de ballet tienen el colorido y majestuosidad de la música mexicana y llama la atención de quienes no conocen el verdadero folklore nacional, sin embargo, a pesar de llenar la taquilla del Teatro Nacional Rubén Darío, estos directores le han robado al folklore su base histórica y tradicional, asomándose en esta labor cierto mercantilismo.

 

Estos “artistas” se justifican diciendo que todo este trabajo lo han realizado para “mejorar” nuestro folklore bajo una visión de libre creación y democrática, sin embargo, desconocen que estas manifestaciones no están a merced de caprichos o arranques de inspiración. 

 

El problema en este sentido es que de repente se pierden los límites y nadie sabe a dónde va a parar el folklore si continúa esta carrera de transformaciones.  No es remoto que en algún momento El Zanatillo llegue a tener en su intermedio una intervención del ritmo y danza del River Dance irlandés, aprovechando la entrada de los violines.  Es indudable que sería un espectáculo interesantísimo de fusión, pero es obvio que ya no sería folklore, sino un espectáculo más.  Trate usted de imaginar que a mitad del baile del viejo y la vieja, de repente entrelacen sus brazos para iniciar la danza de Zorba, tan sólo porque al director le quitó el sueño ver en su momento a Anthony Queen y Allan Bates bailar desnudos por la playa. Así mismo, podría darle un enorme realce al baile de inditas si lo hacen con las faldas de lunares del flamenco y más aún si palmean para llevar el ritmo.

 

Es admirable sin embargo, la defensa a ultranza que hace el pueblo de Masaya de la pureza del folklore nacional.  Esta ciudad es por decreto la capital del folklore nacional y a pesar de que lo anterior no está acompañado por el apoyo económico para el fomento de la cultura autóctona nacional, existe un enorme esfuerzo local en el que se encuentra comprometida toda la comunidad y en donde de generación en generación va trasmitiéndose el espíritu de todas las manifestaciones folklóricas.

 

Creo que nuestro aplauso debería ir a estos jóvenes que al bailar piensan en nuestra identidad, en la riqueza de nuestra cultura, más que en reflectores y taquillas.

 

 

 

Anuncios

23 comentarios

Archivado bajo cultura, Mùsica, Nicaragüense

23 Respuestas a “El folklore del ballet

  1. Té sobra razón en tus planteamientos. Salud♥s

    Me gusta

  2. Muy acertado el artículo. Es vergonzosa la manipulación que se está haciendo de nuestro folklore.

    Me gusta

  3. Oswaldo Ortega

    Me tocó presenciar una de esas “innovaciones” y aunque no soy entendido en danzas me pareció una falta de respeto.No es que considere la inmutabilidad de las tradiciones porque es innegable que éstas tiende a renovarse, pero estos cambios son paulatinos y dictados por el pueblo no impuestos y prefabricados por quienes se arrogan la propiedad de algo que es patrimonio nacional. Hay que saber marcar el límite entre la creatividad y el ridículo.

    Me gusta

  4. rakhshandabelly

    Me gusta leer opiniones tan documentadas y coherentes

    Me gusta

  5. Es interesante su comentario al visitar una tarde la Escuela de danza de la UNI me di cuenta que todo era innovado que nuestra Nicaraguanidad se ha perdido, Dios quiera que esos “artistas” no solo lean sino que analisen su opinion.
    Saludos.

    Me gusta

  6. Pablo Echarry

    Me parecio muy interesante, pero me parecio que le falta mas imagenes.
    Visite esta pagina porque en la escuela estoy dando el folklore pero de la mesopotamia y me recomendaron esto…
    =) =@

    Me gusta

  7. Leonor Mendioroz

    Existe poca infromacion sobre la Division del folklore Nicaraguense podrian enviarme algo al respecto, no puedo ayudar a mis hijos con sus investigaciones

    Me gusta

  8. creo en mi opinion el folklore es algo patrimonial que hay que cuidar

    Me gusta

  9. maria

    esss lindooooooooo

    Me gusta

  10. maria

    hay q respetar esmuy belloooooooooooooooooooo
    jajaja

    Me gusta

  11. Augusto

    Muy acertado su comentario Dn Orlando.
    Hace años asistí al cierre de las fiestas patronales de Masaya que lo celebran con un festival de danzas tradicionales en varias tarimas de madera que colocan en varios punto de la ciudad de Masaya.
    Me dio pesar ver como al ritmo del solar de momimbo; el jarabe chichon; la danza negra; aquella indita; etc, los grupos de baile estaban disfrazados con vestimentas japonesas, charros mejicanos, uniforme de enfermeros, etc. Desvirtuando totalmente el traje tipico de Masaya.
    Lo peor de todo que esto tenia una promocion de la alcaldia, en claro desconocimiento del folklore por quienes estan obligados a conservarlo y promocionarlo.
    Algunos diran que hay que evolucionar, es cierto, pero ya no seria Folklore autóctono.

    Me gusta

  12. Marcia N

    Me he pasado buscan un articulo que reforzara todo lo yo pienso de lo que esta pasando con el folklore de mi Nicaragua, creo que este es muy claro y directo tal y como yo queria para aclarar a mucha gente que esta muy equivocada pensando que el traje, los accesorios y el mismo baile puede estar sujeto a cambios tan brusco como lo he visto , como es posible que se use tacones para el baile de las indita y abanico de pluma , y con tremendo jardin en la cabeza, cuando vi esa figura de traje me dieron ganas de llorar , yo creci en Masaya mi padre era de Masaya y creci bailando Marimba , participe en varios concursos y asiste a la escuela folklorica como muchos niños de Masaya ,donde nos ensenaban las parte del traje y los accesorios , estoy de acuerdo que puede sufrir cambios, pero minimos, pero no lo que veo actualmente , el guipil con abanico , por Dios , hay que rescatar nuestras tradiciones . Gracias por este articulo tan claro y tan verdadero ,gracias.

    Me gusta

  13. Mary

    Verdaderamente es triste ver como se ha venido defigurando el folklore nicaraguense en todos los sentidos, tanto en el traje como en el baile.
    Se ha hecho una mezcla de otros paises y se ha perdido la autenticidad de nuestro folklore.
    Yo bailo desde pequena, soy de Masaya y es muy triste ver lo que ahora bailan. Los hombres estan bailando con tenis o zapatos cerrados, cuando el indio va de caites o descalzos.
    Las mujeres con guipil y con abanicos, ademas que tambien de tacones.
    La marcada del paso no esta definida, a veces parece cumbia lo que estan bailando.
    Los nuevos bailarines hablan de que el folklore a evolucionado, y yo pienso que la tradicion debe conservarse tal cual es.
    Seria bueno que se rescatara nuestro verdadero folklore y asi no confundamos a las nuevas generaciones.
    Gracias por su articulo y ojala tambien los nuevos bailarines puedan verlo y aprender un poco de nuestras raices y nuestro folklore.

    Me gusta

  14. MARY

    Si estoy de acuerdo en todo.

    Me gusta

  15. Ana Berta

    Me parece que es necesario que en Masaya se difunda más el verdadero baile folklórico nicaragüense, pues todo lo que se mira en el Teatro Rubén Darío es una completa deformación de nuestras verdaderas raíces culturales, según el caprichito de los “directores” de los grupos de ballet que han entrado en una feroz competencia para ver quien desvirtúa más el verdadero folklore. El INC debería intervenir para poner orden en todas estas manifestaciones.

    Me gusta

  16. maria

    Quiero aprender a bailar musica folclorica de NiCaragua

    Me gusta

  17. Cony Mendoza T.

    Estoy de acuerdo que ahora han vulgariado nuestro folklor tan rico y tan bonito, eduquemos a nuestros hijos en el amor a lo nuestro en ese orgullo indio quee teniamos por nuestra raza y nuestra cultura

    Me gusta

  18. DIEGO

    te apoyo como nica lejitimo que soy siento verguenza por esta gente . la identidad de un pueblo no se transforma esto es afrentarse de uno mismo mis raises mi sentir estan plasmados en nicaragua el que se afrenta de si no tiene identidad no tiene criterio propio abogo por que se mantengan mis raises tal como son autenticas como gueguense que soy en el mundo quiero gritar VIVA MI TIERRA DE LAGOS Y VOCANES

    Me gusta

  19. orlando lopez

    Yo soy parte de esos “artistas” que menciona este articulo, soy bailarín de ballet clásico y danza contemporánea y miembro del ballet Folklorico Macehuatl, mis estimados compatriotas comprendo sus criterios pero los apoyo y a la misma vez no.

    1. Las danzas que ejecutan los ballet folklorico no son folclore,son recreaciones de la danza Folklorica Nicaragüense, pues estas dejan de ser folclore, solo por el hecho que se deja de ejecutar en las calles con un objetivo religioso, que es lo que pasa en todos los pueblos de Nicaragua y sus fiestas patronale, y las danzas q se presentan en el Teatro Ruben Dario, son netamentes trabajos de proyección, recreaciones, con sentido de espectáculo internacionales, pues los bailarines tienen dominio técnicos de la danza universal, que ayuda enriquecer el espectáculo, etc.

    2. Nicaragua pertenecio a lo que se conocio como Mesoamerica, comprendido desde el sur de México hasta Guanacaste en C.R. ademas de eso Nicaragua era un punto de transicion, una ruta para muchas culturas de Norte a Sur de Sur a Norte, Nicaragua no tiene un folklore puro pues este todo esta influenciado, por Aztecas, Mayas, Africanos, Españoles, Alemanes en las polkas del norte del país. por eso toda la versatilidad del folclore Nicaragüense, les recuerdo Masaya no es Nicaragua solo.

    3. La danzas tradicionales son las ejecutadas en las calles por personas devotas de algún santo, o tradición familiar, pagar promesas, que bailan al ritmo que siente la musica, o han visto a sus ancestro bailarlos. ahora les aterrizo lo siguiente ya que tanto hablan de Mexico y su cultura, yo he tenido la oportunidad de ver al Ballet folklorico de Amalia Hernandez, la maxima expresion de danza en el folklore Mexicano, ellos hacen recreaciones de lo que pasa en las calles de Chiapas, o en las procesiones de La virgen de Guadalupe, usan tecnica, las bailarinas delgadas, luces, humo, vestuario espectaculares, varones elegantes, sincronizan taconeos, lo cual hace virar los ojos del mundo a México, entonces por que Nicaragua no puede hacer lo mismo? y todo México esta claro que eso es de proyección y de otro tipo de nivel de arte.

    4. No nos destruyamos mas, que este hace que no hace, que le pone que no le pone, y pues quedemos claro, son dos trabajos distintos uno que viene y vive del corazón del pueblo y se vive en las calles por devoción religiosa, y el otro son trabajos que recrean y llevan a otros niveles esas danzas, los cuales escenarios del mundo te exigen ciertos estatutos, de los espectáculos internacionales.

    5.Nicaragua debe de hacer campañas en educar a su pueblo y decirles que es cada cosa,desde los colegios, y universidades, y no destruir el trabajo de los demas, pues eso en que beneficia al país o al folklore? ¿no lo creen?.

    Muchas Gracias, Orlando López Jarquin, estudiante de la Lic. en Danza en la UNAN-Managua.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s