Arráncame la vida

Agustî Lara

El gran compositor mexicano Agustín Lara, conocido en el mundo de la farándula como “El flaco de oro” se refugió en el bolero para dar rienda suelta a un estilo muy particular, lleno de adornos y metáforas gongorinas, alrededor de temas escabrosos que cautivaron al público latinoamericano.   

Cuando por los años treinta el tango invadió a México, al igual que algunos compositores mexicanos, Lara se animó a incursionar en el mundo de este género y compuso su famoso tema “Arráncame la vida”.  El estilo del Flaco de Oro se prestaba para producir un tango con las altas dosis de dramatismo que este género demanda y logró una canción que hubiera sorprendido al mismo Gardel; con bandoneón, arrabal y mucho sentimiento.  Presumía Pedro Vargas “El samurai de la canción” que su compadre Agustín la había compuesto especialmente para él, sin embargo la versión en la voz de Lara contiene más sentimiento que la de Vargas e incluso que la de Libertad Lamarque. 

La canción se convirtió en un éxito en toda Latinoamérica y acompañó a los románticos enamorados que ofrecían su existencia al ser amado.  En Nicaragua la canción caló en lo más profundo de los corazones nicas, tan propensos a lo trágico y cuando en 1954 Agustín Lara llegó a Managua para una serie de conciertos, uno de los temas más solicitados fue precisamente “Arráncame la Vida”. 

En los momentos en que este tango estaba en pleno apogeo, uno de nuestros compatriotas que se encontraba al borde de la lipidia, al ser requerido de parte de un acreedor, exclamó con todo sentimiento “arráncame la vida”, en señal de que lo único con lo que contaba era su existencia.  Desde entonces, esa expresión quedó acuñada en nuestro vocabulario como un sinónimo de pobreza extrema o de la ausencia, temporal o perenne, de dinero.  Generalmente se utiliza acompañada del tan socorrido verbo del nica: andar; “ando arráncame la vida”; “el pobrecito andaba arráncame la vida”. 

Existen también otras expresiones equivalentes, pero menos elegantes, como por ejemplo estar o andar “palmado” o bien “palmolive dorado”, así como otra más reciente “andar en las Malvinas”  Todas estas expresiones reflejan la sinceridad conveniente del nicaragüense, que saca a relucir una condición que pareciera sempiterna y en donde a la menor provocación no tiene otra salida más que declararse en quiebra. 

Como de todo hay en la viña del Señor, también existen nicas que temen mostrar su verdadera situación financiera y recurren a cualquier eufemismo; “es que ando corto de liquidez”, “estoy experimentando una ausencia temporal de efectivo”, “no me han confirmado mi remesa” o bien “el plástico se me quedó en la otra cartera”.  Por su parte, una amiga de la Alianza Francesa, tres chic, con una sutil elegancia decía: “Je suis arrache-moi la vie”. 

El Flaco de Oro cantó “Adiós Nicanor” en 1970; una simple caída en su casa se le complicó y la Parca le tomó la palabra y le arrancó la vida.  Con el tiempo, poco a poco su música fue desapareciendo del gusto popular y hoy está bastante olvidada.  Debe ser que títulos como “Te vendes”, “Perdida”,  “Aventurera” o “Pecadora” ya no sorprenden a nadie.   No obstante, la expresión “Arráncame la vida” se mantiene vigente en nuestro país, pues a pesar de los titánicos esfuerzos de sus políticos, que al borde de una meningitis inventan soluciones al problema de la pobreza extrema, cada vez más nicas la enarbolan como una cotidiana divisa personal. 

AGUSTIN LARA INTERPRETA SU COMPOSICION “ARRANCAME LA VIDA” 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo cultura, lenguaje, Mùsica, Nicaragüense

4 Respuestas a “Arráncame la vida

  1. Interesantes datos. Gracias. Según Rius, Lara tuvo gran responsabilidad en la explosión demográfica de México.

    Reiteradas gracias. Salud♥s

    Me gusta

  2. José Roberto Guzmán

    Bastante acertado. Es la cruda realidad de nuestro país y después de tanto tiempo esta canción ocupa el primer lugar en el hit parade de los nicaragüenses

    Me gusta

  3. Pingback: Evocando aquellas bocas | Los hijos de septiembre

  4. Oscar Martinez A.

    Brillante la introduccion que de este tema hace Don Orlando! Yo fui un fan de Agustin Lara. Oia sus canciones a traves de un radio, creo que en la decada del ´60. Estas canciones me recuerdan a una vecinita que era mi noviecieta por esa epoca. Que bonito es ¨jalar¨ escondido. Hace un par de años viaje a Ciudad Dario al entierro del papa de un amigo mio. Como a la cuadra de la casa se situo adelanete del cortejo funebre una ¨barata¨ y comenzo a todo volumen a entonar canciones de Agustin Lara, hasta llegar al cementeerio. Esas canciones me estremecieron un poco,. eran sentimentales y en la voz de Agustin, eran ¨llegadoras¨ Hasta el dia de hoy conozco el origen de la expresion: ¨Arrancame la vida¨ Desde luego la expresion siempre me ha acompañado. Casi siempre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s